P&R: Roger Waters


Roger Waters habla de ‘The Wall’, extrañar a su amigo Levon Helm y la última vez que se drogó con ácido


POR Staff Rolling Stone México  



Roger Waters habla de ‘The Wall’, extrañar a su amigo Levon Helm y la última vez que se drogó con ácido

El músico habla de ‘The Wall’, extrañar a su amigo Levon Helm y la última vez que se drogó con ácido

Por Austin Scaggs

Foto Salvador Bonilla

Desde 2010, Roger Waters ha ofrecido cerca de 200 conciertos alrededor del mundo con The Wall Live, su tributo solista al clásico de Pink Floyd de 1979. “Cuando escribí The Wall, imaginé que se trataba de mí y mi papá”, comenta el bajista de Pink Floyd, cuyo padre –piloto durante la Segunda Guerra Mundial– pereció en batalla cuando Waters tenía cinco meses de edad. Ahora, contempla el muro masivo que es construido y demolido en el escenario cada noche como una metáfora sobre el horror de la guerra. “Esa historia es mucho más importante que la mía”, afirma Waters, de 68 años. “Eso lo reviste de un mayor significado del que me hubiera imaginado hace 30 años”.

¿Dónde te encuentras físicamente cuando los ladrillos son demolidos cada noche?
Todavía en el escenario, gritando: “¡Tiren el muro!”. La cuenta regresiva suena en mi auricular, y tengo tres ritmos para quitarme. Cuando la cuenta está en el dos, el primer ladrillo cae al escenario, y después cruzo un túnel para llegar tras escena. Me quito las botas y me pongo los tenis, tomo mi trompeta, bebo un poco de agua y me preparo para volver y cantar “Outside the Wall”.

¿Has hablado con David Gilmour desde que te acompañó hace un año en Londres para “Comfortably Numb”?
No. He estado moviéndome todo el tiempo, y él vive de un modo más sedentario en algún lugar al sur de Inglaterra. Esa noche, le di las gracias, por supuesto, y charlamos, pero no por mucho tiempo.

¿Cuál es tu disco favorito de los últimos 10 años?
Dirt Farmer de Levon Helm. Realmente lo extraño. ¡Vaya hombre!

Levon, Rick Danko y Garth Hudson te acompañaron para interpretar The Wall en Berlín en 1990. ¿Cómo sucedió eso?
¡Yo los invité! Me encantaba su música, y todos ellos fueron totalmente maravillosos. Levon se me acercó tras el show. Se rascó la barba y dijo: “Roger, me gusta tu estilo, viejo. Quiero que te quedes con mi gorra”. Se quitó la cachucha de beisbol de los Arkansas Razorbacks y me la dio. Desde entonces, la uso para ir a pescar, así como forma parte de una de mis posesiones más preciadas.

Le dijiste a Howard Stern que sólo has probado el ácido un par de veces: Una vez en una isla griega y, sobre la otra, no comentaste nada. ¿Dónde fue eso?
En un club en Nueva York, alrededor de 1968. Antes de que hiciera efecto, logré llegar a mi habitación de hotel. Cuando las cosas de verdad se jodieron, ya no toleraba quedarme ni un momento más en esa habitación naranja con verde. Logré llegar a la mitad de la Octava Avenida y me quedé ahí varado, mi rando los semáforos. Pasé el resto de la noche en un mini súper. Jamás lo volví a hacer.

Roger Waters en el Foro Sol

Picture 1 of 30

Roger Waters, The Wall. Por Salvador Bonilla



comments powered by Disqus