P&R: Steve Vai


El guitarrista deja ver a la persona dentro del artista y lo que piensa sobre su legado.


POR Miguel H. Zetter  



Foto: Facebook Steve Vai

Uno de los más grandes guitarristas de todos los tiempos hizo a un lado su medio de expresión para tener una charla introspectiva. Un ser humano que se despierta y no se levanta de la cama sin haberle dado un beso a su esposa, que se toma un café, que medita y que trabaja en su día a día disfrutando absolutamente todo lo que hace, poniéndole especial atención a la energía que su cuerpo debe proyectar.

¿Qué es lo que motiva a Steve Vai y a qué le tiene miedo?
El motor que mueve a Steve Vai es el mismo que mueve a todas las personas, me refiero a ese infinito potencial de saber quién eres y lo que puedes lograr enfocándote en ser tú mismo. Aunque al mismo tiempo esa inspiración se puede convertir en tu principal miedo porque es la fuente de ése todos lo tenemos, el ego. Nuestro ego es lo que nos hace conscientes del miedo más grande de los seres humanos: la muerte. Pero también es lo que te hace sentir vivo, lo que te mueve y lo que te paraliza; es vida y hay que disfrutarla ¿o hay alguna otra alternativa? Sí, es mi perspectiva, pero también es lo más puro que tengo, es mi verdadera libertad. Nadie puede manipularla, es mía y la ejerzo todo el tiempo. Lo que pienso, lo que siento, nadie me lo puede prohibir y mucho menos quitar. La perspectiva que tienes del mundo, lo que sientes por la gente que te rodea se basa en la calidad de pensamientos que construyes. No hay nada misterioso en todo esto, es sentido común pero las personas no lo ven, creen que el mundo es como ellos piensan y punto. Sin embargo, cada uno de los seres vivos de este planeta tiene una diferente perspectiva de las cosas y no quiere decir que sean muchas realidades, la única y verdadera realidad no tiene opiniones, juicios ni creencias; eso lo construimos nosotros con base en lo que vamos experimentando y en mi caso, he decidido moverme con alegría.

Describe el entorno de tu camerino cuando estás a punto de salir a escena.
Es un proceso que va de lo individual a lo grupal. Faltando una hora para el show empiezo a hacer ejercicios de calentamiento y poco a poco nos vamos reuniendo para hablar sobre el concierto. Siempre un miembro diferente de la banda nos da un mensaje motivacional y es quien marca el ánimo de ese show en particular. Hablamos sobre escucharnos y sentirnos el uno al otro arriba del escenario, agradecemos por tener la oportunidad de vivir un show y de compartir nuestros sentimientos con la gente que vino a vernos. Buscamos generar una energía interna que se proyecte a la audiencia para que pasen el rato más agradable de su vida y durante un par de horas disfruten la música por todo lo que va a fluir en esa noche.



comments powered by Disqus