P&R: The XX


La expectativa por ver a The XX por primera vez en México rayó entre los fans que agotaron casi de inmediato las dos fechas.


POR Staff Rolling Stone México  



La expectativa por ver a The XX por primera vez en México rayó entre los fans que agotaron casi de inmediato las dos fechas.

Por Verónica Galicia
Fotos de Querido Pingüino

La expectativa por ver a The XX por primera vez en México rayó entre los fans que agotaron casi de inmediato las dos fechas y los escepticos que sostenían los comentarios negativos acerca de lo aburridas que son sus presentaciones en vivo.

Cierto es que, a pesar de las grandes espectativas y conceptos equivocados acerca de la banda, The XX tienen un gran show en vivo.

Antes de los conciertos y de tomar unos días de vacaciones en Tulum, Oliver Sim, bajista y vocalista de la banda platicó con Rolling Stone acerca de su último álbum Coexist, las atmósferas que lo inspiraron, la relación con sus fans y su concepto de la música pop.

¿Cómo surge la oportunidad para que The XX tocara con la Orquesta Filarmónica de la BBC?
Es algo que la BBC hace todos los años y en esta ocasión nos invitaron a nosotros. Nos preguntaron que opinábamos y no dudamos en decir que sí, no todos los días tienes una oportunidad de esas. Fue una experiencia increíble, el simple hecho de tocar con músicos auténticos… yo ni siquiera puedo escribir música.

¿Nunca quisiste estudiar música?
Tomé clases de bajo cuando tenía trece años, con la intensión salirme de la escuela. Estudié un poco de música, pero creo que estudiar materias creativas que amas, como la música, a veces no es bueno porque no quieres eliminar la magia que hay detrás. En la clase de arte siempre nos pedían ensayos para justificar el por qué detrás de las obras, y no había lugar para la espontaneidad. Yo no podía decir que había hecho algo porque se sentía bien y eso tristemente mató mi amor por hacer algunas cosas.

¿Consideras que musicalmente las creaciones de la banda se basan en la espontaneidad?
Totalmente. No hay mucha premeditación, no hay una junta creativa donde discutamos lo que vamos a hacer. No es conciente muchas veces, pero solo hacemos las canciones que sentimos en ese momento. Es difícil analizar este tipo de cosas en las que nunca piensas.

¿Qué atmósferas te inspiran a crear música?
Quizás esto es exactamente lo que la gente espera… pero, simplemente, la noche. La noche en Londres es muy particular, hay cierto aire de inmovilidad. El primer disco, por ejemplo, yo escribía en casa de noche, cuando ya no había nadie despierto y podía estar completamente solo.

¿Cuáles son las experiencias detrás de Coexist?
Esto quizás no signifique mucho para los demás, pero personalmente escucho este álbum y es un repaso detallado y casi cronológico de mi verano pasado. Fue un verano ocupado y estuve en casa por primera vez después de mucho tiempo. No puedo escribir mientras estamos de gira, no es interesante ni siquiera inspirador.

¿Qué piensas que la gente está esperando de ustedes?
Creo que la gente tiene ciertas ideas de nosotros que no son verdad; creen que estamos profundamente deprimidos (risas), o que lloramos bajando del escenario… pero lloramos como gente normal. Creo que esa es una de las principales ideas falsas acerca de nosotros, la gente nos toma demasiado en serio.

Musicalmente también hay muchas expectativas, sobretodo por el gran éxito que tuvo XX. ¿Sienten algún tipo de presión con Coexist?
Yo no he sentido presión de ninguna manera de parte de la disquera, por ejemplo, lo cual es sumamente raro. Estuvimos solos un año y medio antes de mostrarles algo, y cuando lo hicimos les encantó. Algo que yo trato de hacer es no buscarme en Internet, y tratar de tener muy poco contacto con ese mundo. La principal presión viene de nosotros mismos, pues realmente queríamos tener un segundo álbum y estar orgullosos de él. Lo terminamos unas cuatro o cinco veces, pues al escucharlo queríamos meterle más cosas. Al final llegamos a un punto en el que tuvimos que aceptar que eso es lo que podíamos hacer en ese momento. Somos muy perfeccionistas y nos gusta tener el mayor control posible sobre nuestra música.

¿Cuál es el tema principal que trata Coexist?
Algo que no es propiamente un tema, es esto que trato de mantener siempre consciente en mi cabeza; quiero ser muy universal. Por eso no usamos “él” o “ella”, por eso no me gusta que se señalen ciertos lugares. Quiero que la gente pueda hacer sus propias historias de esto, que se puedan relacionar. Cuando pienso en mis canciones favoritas, siempre estoy tratando de insertar mis propias experiencias ahí. Eso es algo que siempre quiero mantener, muchos de nuestros fans cuando se acercan para hablar con nosotros, de alguna forma nos confían sus historias. Es muy bello, a veces puede ser un poco intenso que alguien te esté contando todo eso pero creo que es realmente especial, y es un vínculo que siempre quiero mantener.

¿Crees que esa universalidad transciende más allá de las letras, representada como esta tensión que nunca revienta, esa sutileza inmovil?
Pues, no es algo que haga a próposito, no pretendo ser provocativo con esto. Así es y puedo reconocerlo, pienso que necesitamos solo un momento, un gran momento donde todo se libere.

Muchas veces se les ha clasificado como pop ¿consideras que es una etiqueta adecuada para The XX?
Yo siempre digo eso. Por ejemplo, si en una reunión familiar alguna tía vieja que nunca nos ha escuchado pregunta qué tipo de música tocamos, yo solo digo pop. Pop significa nada, no está diciendo nada realmente, todo puede ser pop. Ya sea The Cure o Rihanna, es pop. Pop se puede aplicar a cualquier cosa. Yo pienso que hasta Grimes es pop.

Hablando de pop, alguna vez dijiste que te gustaría escribir una canción para Beyoncé…
Me encantaría escribir para otras personas. Me encanta hacer lo que hago, pero a veces pienso que no siempre quiero estar en el escenario y exponerme. Es muy tentador escribir una canción para que salga de otra voz, una voz mayor. Beyoncé es una superestrella, es impresionante, así que quizá algún día…

¿Y qué opinas del cover que hizo Shakira de “Islands” en Glastonbury?
Creo que simplemente la idea de que ella cante esa canción es muy extraña, pues esas canciones las escribimos cuando teníamos dieciséis pensando que no mucha gente las iba a escuchar. Yo estaba en Glastonbury cuando ella cantó el cover, y nadie me dijo nada al respecto. Y de pronto cuando ella lo anunció fue sorprendente, es algo que jamás pude haber imaginado, pero me gusta que esa canción pueda existir de diferentes formas.

The XX en México

Picture 1 of 9

The XX en México por Querido Pingüino



comments powered by Disqus