P&R: Tim Booth, líder de James


P&R: Tim Booth, líder de James, nos habla sobre su siguiente visita a nuestro país y confiesa que no sabe qué canciones tocar.


POR Staff Rolling Stone México  



P&R: Tim Booth, líder de James, nos habla sobre su siguiente visita a nuestro país y confiesa que no sabe qué canciones tocar.

Por Ricardo Zamora L.

TimTim Booth se encuentra en un restaurante de Estados Unidos cuando toma mi llamada. Nuestro encuentro se debe a que James, su grupo, está a punto de comenzar una gira por Estados Unidos y harán, por segunda ocasión, una pausa en el camino para visitar nuestro país.

La última vez que tuve contacto con él, hace más de 10 años, le preocupaba la ruta de autodestrucción que el grupo había tomado y que significó su salida del mismo. Hoy, para su fortuna, sólo intenta que sus hijos almuercen de manera civilizada mientras atiende nuestra entrevista.

james_l_542582ed22434d519e6cafbdfac17e74-243x300

La última vez que platicamos, justo antes del milenio, comentaste que te entusiasmaba un proyecto de danza que estabas realizando pero jamás pensé que eso significara tu salida del grupo.
No tuvo que ver directamente, pero en ése momento necesitaba alejarme del grupo. No como algo temporal sino definitivo. Mi salida de James tuvo que ver más con lo disfuncionales que éramos, las adicciones que teníamos y a que, como buen grupo de rock, teníamos un estilo de vida lleno de excesos.

Al mismo tiempo, estaba involucrado en dos diferentes proyectos. El primero era una compañía de danza extática. Es una práctica que te permite alcanzar diferentes estados de meditación tras bailar sin pausa durante varios días. El otro era mi entrenamiento como actor. Después de prepararme un rato participé en un proyecto de la BBC donde interpreté al personaje bíblico de Judas y después a un villano (Victor Zsasz) en la cinta ‘Batman Begins’. También estaba haciendo mi disco solista y teniendo a uno de mis hijos.

Regresé a James porque todos comenzaron a tener familias y con ello un estilo de vida más relajado. Entendía que nuevamente tenía la posibilidad de hacer buenas canciones con James y también disfrutarlo.

Te vi muy sorprendido en el concierto del Auditorio Nacional hace un par de años.
Claro, llevábamos mucho tiempo tratando de tocar en México. Nuestro manager argumentaba que era mejor no hacerlo porque no nos conocían los suficiente y no venderíamos entradas. Finalmente pudo colar una fecha en nuestra gira por Estados Unidos.

Hicimos una fecha para 2 mil personas y se agotó. Después otra para 4 mil y sucedió lo mismo. Terminamos tocando para más de 12 mil personas. Nos asombró descubrir que teníamos público en México. También que era muy distinto a lo que estábamos acostumbrados. Cuando bajé del escenario pensando que podía caminar entre ellos, comenzaron a arrancarme la ropa (risas).

l_6fe0bd373554e4be63535a503b742372

Fue para muchos uno de los mejores conciertos del año. Muchos de los asistentes seguramente estarán presentes, ahora que regresan.
Espero no desilusionarlos (risas). Nos ayudará que el resto del elenco es extraordinario. Adoramos a Pixies y nos encanta Interpol. Seguramente entre los tres grupos podremos construir una gran fiesta para la gente.

Ahora necesito pedirte un favor ¿qué canciones deberíamos tocar? No sabemos cuales les gustaría escuchar en México. Obviamente “Laid” y “Sometimes” pero no sabemos cuales otras.

“Getting Away With It” y “Born of Frustration”. Millionaires fue un álbum muy popular. “Say Something”, “She is a Star” y “Just Like Fried Astaire” seguramente funcionarán. Todas estas canciones fueron dadas a conocer por la radio pero ahora que ha muerto y la gente encuentra su música en blogs ¿cómo entienden ustedes este momento?
Hemos estado mucho tiempo y nos ha tocado ver como las cosas van y vienen. Hemos tenido épocas terribles musicalmente como cuando las compañías discográficas manipulaban mucho lo que podía escucharse. También otros increíbles en los que grupos jóvenes, insatisfechos por lo que les rodeaba, comenzaron a hacer música para ellos sin importarles nada más. Es ahí cuando la música volvió a ofrecer cosas interesantes.

Actualmente vivimos en la época de Simon Cowell (ejecutivo de televisión y productor de música) el creador de Pop Idol y American Idol. Una de las peores cosas que he visto en cuanto a la música comercial se refiere. Lo que escuchas en la radio es terrible. Y la razón de esto es que sus programas de televisión le enseñan a una nueva generación que uno hace música para volverse famoso.

Esto es un terrible problema para los que estamos interesados en otra cosa pero eventualmente la gente se aburrirá y las cosas cambiarán. Este tipo de música no nos alimenta y tampoco nos satisface. Es sólo comida chatarra.

Lo bueno es que, mientras esta porquería de música es difundida por los medios masivos, en todos lados puedes encontrar música genial como la de Arcade Fire, Edward Sharpe & The Magnetic Zeros, Martha Wainwrigth, Regina Spektor e Interpol. Esos son los tiempos que vivimos ahora y afortunadamente tenemos acceso a toda esta música. Es genial.

Tim, gracias por tu tiempo. Los vemos pronto por acá.
Gracias, desde hace mucho tiempo hemos querido tocar en México y Latinoamérica pero tu país es muy importante para nosotros. Nos da gusto poder tocarles nuestra música en un momento tan difícil como el que están atravesando.

Nos enoja ver lo que sucede en México. Y aún cuando mucha gente está sufriendo enormemente ahora, nos sentimos honrados de que nos acepten y nos permitan tocar nuestra música.

coronabanner



comments powered by Disqus