Alemania descubre una red neonazi en su sistema de cárceles


Se comunicaban por códigos y a través de anuncios de revistas


POR Staff Rolling Stone México  



Se comunicaban por códigos y a través de anuncios de revistas

Las autoridades del Estado de Hesse, en Alemania, investigan la existencia de una red neonazi en prisiones de todo el país. El ministro de Justicia, Jörg-Uwe Hahn, ha dicho que existen “internos de ideología ultraderechista que han tratado de fundar estructuras organizadas desde las cárceles.”

Las autoridades señalan que se pudo haber entablado contacto con la terrorista Beate Zchäpe, que está encarcelada en Munich, donde será juzgada junto con otras personas por el asesinato de ocho personas de ascendencia turca, un griego, y un agente policial en Alemania entre 2000 y 2007. Su banda actuó impunemente en dicho país por 13 años.

El Gobierno de Hesse está evaluando el alcance de la red, que recurrió a anuncios de revistas y cartas cifradas para comunicarse entre sus miembros. El ministro Hahn ha explicado que encontraron “cartas, el borrador de los estatutos de la organización, e incluso formularios para solicitar el ingreso”. Además utilizaron una revista de motos para buscar nuevos miembros y simpatizantes.

Uno de los presuntos organizadores es Bernd T., un ultraderechista encarcelado en Hünfeld que publicó este anuncio de contactos en la revista Bikers News: “Somos una horda salvaje que está harta de la arbitrariedad del Estado”. Cuenta que el grupo se basa en “la lealtad, la camaradería y los viejos valores” y que se llama AD Jail Crew, algo así como “la banda de la cárcel para la defensa aria”, en inglés. Los neonazis de todo el mundo usan códigos de iniciales o números para identificar su ideología. Los más obvios son el 88, que significa Heil Hitler o el 18, Adolf Hitler, por el lugar que ocupan las iniciales en el alfabeto. Precisamente el día del aniversario del dictador nazi fue el elegido para fundar la “banda de la cárcel”: el 20 de abril de 2012.

El ministro Hahn fue muy tajante al declarar “actos decididos” para evitar que se creen dichas estructuras en las prisiones. Una de las primeras acciones será explicar a los trabajadores de prisiones los códigos que utilizan los neonazis para identificarse entre ellos.

Según publica hoy el diario Bild, la red neonazi desarticulada ahora operaba en toda Alemania y aspiraba a “ayudar con dinero a los criminales y a sus familiares”. También buscaba “poner en contacto a los ultraderechistas condenados y promover la ideología bajo el disfraz de la asistencia a los presos”.




comments powered by Disqus