Asuntos Internos: La lucha interna por dirigir a la oposición


PRD y PAN, se hacen pedazos internamente, renovando o ratificando a las dirigencias de sus respectivos comités ejecutivos nacionales…


POR Staff Rolling Stone México  



PRD y PAN, se hacen pedazos internamente, renovando o ratificando a las dirigencias de sus respectivos comités ejecutivos nacionales...

Ilustración de Chavo Del Toro

Mientras los dos partidos mayoritarios de oposición, PRD y PAN, se hacen pedazos internamente, renovando o ratificando a las dirigencias de sus respectivos comités ejecutivos nacionales; el PRI, partido en el poder, analiza cuál es el resultado que más le conviene para continuar con sus estrategias políticas, sus alianzas reformistas, pero principalmente para dar seguimiento al Pacto por México. ¡Hagan sus apuestas!

PRD: Después de varios periodos controlados por la corriente de “Los Chuchos”, han regresado del autoexilio o reaparecido en escena personajes conocidos, algunos con más posibilidades, otros con mejores propuestas, pero el resultado final en el PRD siempre será un misterio. Darán modificaciones a estatutos del partido y al parecer la lucha no será tersa, Su dirigente nacional actual, Jesús Zambrano, inició pláticas con los aspirantes, algunos ya desistieron en lo personal, aunque no en su proyecto, he aquí algunos de los más importantes.

Cuauhtémoc Cárdenas

Era uno de los candidatos más fuertes para lograr la dirección del partido nuevamente. Tenían que hacer un cambio estatutario para que los que han sido dirigentes del partido, pudieran volver a contender, pero al momento de entrar a impresión nos enteramos de que se había descartado para buscar dicho puesto. “Es una oportunidad para otros”. Agradeció a quienes pensaron en él para evitar rupturas. “El PRD debe ser claro y firme en sus posiciones y nunca atropellar sus propios principios ni entrar en contradicciones, mismas que no entiende la gente”, aludiendo la participación del partido en las recientes reformas y el Pacto por México. Insistió en que debe hacerse la reforma aunque no para él, avalando a los otros tres candidatos que a continuación describimos.

Marcelo Ebrard

Capitalino, se encontraba preparando en su ajedrez político su siguiente movimiento de piezas para buscar la dirigencia de su partido, o un puesto de elección para el congreso en las próximas elecciones de 2015, todo ello con la mira puesta en la búsqueda de la candidatura presidencial de su partido para el 2018. Recientemente, hizo público su interés para contender por la dirigencia del CEN del PRD. Incluso ha puesto algunas condiciones: No aceptó firmar un pacto de civilidad, ¿para qué? “Siempre he tenido respeto y civilidad”, por lo cual pide que la elección sea abierta y no una discusión cerrada vía voto indirecto en el seno del comité, como lo pretenden “Los Chuchos”. “Ya quedé curado de ‘pactos’”, dijo, haciendo obvia referencia al Pacto por México, el cual ha cuestionado. También ha negado la posibilidad de buscar candidaturas de unidad con algún otro candidato por el momento. Pero Ebrard ya sin la competencia de Cárdenas, debe preocuparse principalmente de Navarrete. Ha sido un fuerte crítico del Pacto por México y de la Reforma Petrolera. No sería una opción para aliarse con el PRI, pues ha considerado que el PRD se volvería un satélite del poder.

Carlos Navarrete

De perfil más discreto que los anteriores, aunque con una larga y brillante trayectoria siempre en la izquierda nacional. Fundador del PRD junto a Cárdenas en 1989, actualmente secretario del Trabajo y Fomento al empleo del Distrito Federal al lado de Miguel Ángel Mancera. Aspirante a lo que él llama “la más alta distinción que un militante del partido puede tener”, pero ante todo desea ser un factor de unidad interna, algo que en verdad le hace falta a los del Sol Azteca. Su discurso es pacifista, de alianzas y unidad, de construir puentes y establecer consensos. Sin embargo, Navarrete nunca ha ganado un puesto de elección popular. Su as bajo la manga es el apoyo de la corriente de Nueva Izquierda, o sea que cuenta con todo el aparato de control de “Los Chuchos” sobre el partido, lo cual lo puede colocar como ganador. Se ve muy viable que logre establecer vínculos con otros partidos y tener acuerdos con el PRI, como ha sucedido en épocas recientes.

Carlos Sotelo

Opositor de Navarrete y el grupo de “Los Chuchos”. Su campaña se centra en recuperar el papel de oposición, sin los rasgos de subordinación que su grupo ve en la actual dirigencia. Apoyado por Pablo Gómez quien coordinará su campaña. Planea, sin perder la capacidad de diálogo y negociación, hacer un papel diferente. Forma parte de un bloque de corrientes llamado Movimiento Patria Digna [¿?]. Tal vez su talón de Aquiles, es que también forma parte del mismo sector que algunos personajes no tan destacados ni de tan buena reputación, como serían los ex gobernadores Leonel Godoy –cuyo nombre resuena en cada caso michoacano– y Pablo Salazar, que en Chiapas no es precisamente el más querido. Por la posición de su corriente, difícilmente haría alianzas con el PRI, ni apoyaría la Reforma Petrolera.

PAN: Cuando la contienda por la presidencia del PAN estaba en disputa principalmente por Gustavo Madero y Ernesto Cordero, la ex candidata a la presidencia de la república mexicana, Josefina Vázquez Mota, levantó la mano (impulsada por una grata invitación) para que la tomaran en cuenta. Esta lucha de poderes ha levantado ámpula al interior del partido, dejando más dudas que propuesta concretas, para así tener un lugar digno en la política nacional y tratar de borrar su pasado. Aquel terror de haber quedado en el tercer lugar en las pasadas elecciones presidenciales. ¿Alguno de estos candidatos logrará hacer el cambio del blanquiazul?

Josefina Vázquez Mota

¿Dónde había estado después del fracaso que tuvo como candidata a la presidencia de la república mexicana? Pasaron 16 meses para que Josefina nuevamente apareciera en las marquesinas partidistas. El grupo Panistas por México le extendió una invitación para que se postulara como una fuerte candidata a la dirigencia, pero ahora por la de su partido. “Estoy justamente valorando la posibilidad, la alternativa tan exigente y responsable de aceptar la candidatura a la presidencia de mi partido”, afirmó Vázquez Mota.

Ernesto Cordero

Bajo un planteamiento de presentar un proyecto distinto al actual, para darle “mayor dignidad”, Cordero se destapó para entrar en la contienda por la presidencia del PAN. “Hay que hablar de proyectos; yo voy a construir un proyecto y ya después veremos los perfiles para ver quién es el más o la más adecuada para dirigir al PAN. De que me interesa, me interesa y mucho”, dijo. Esta lucha por el poder del partido debe de ser con “piso parejo”, petición que hizo Cordero para todos los aspirantes a la presidencia, un mensaje dirigido principalmente a Gustavo Madero, quien busca su reelección.

Gustavo Madero

Una de las grandes incógnitas es si Madero podrá ser reelegido como presidente nacional del PAN. Aproximadamente 220 mil militantes activos serán los que tomarán la decisión de que se quede o se elija a otra persona. Cabe mencionar que con la aprobación del IFE a las modificaciones a los estatutos del PAN, el partido tendrá que realizar cambios a algunos de sus reglamentos para que así, sean adecuados a la nueva normatividad. “En lo que estamos ahorita es a la mitad de un proceso de renovación de estatutos y esto implica ciertas etapas que se tienen que cumplir. Estamos completamente en regla con los nuevos estatutos para definir la nueva convocatoria”, mencionó.



comments powered by Disqus