Avala Corte de EE.UU. perfil racial de la Ley Arizona


La Suprema Corte de Justicia de Estados Unidos invalidó tres de cuatro medidas polémicas de la ley antiinmigrante aprobada por el Congreso de Arizona, pero dejó vigente la que permite a policías detener a personas bajo el principio de la “duda razonable”


POR Staff Rolling Stone México  



La Suprema Corte de Justicia de Estados Unidos invalidó tres de cuatro medidas polémicas de la ley antiinmigrante aprobada por el Congreso de Arizona, pero dejó vigente la que permite a policías detener a personas bajo el principio de la "duda razonable"

La Suprema Corte de Justicia de Estados Unidos falló ayer en contra de los aspectos más polémicos de la ley antiinmigrante de Arizona, SB1070, pero dejó vigente la disposición que permite a los policías solicitar documentos migratorios a quienes sean detenidos o arrestados por alguna infracción y se sospeche que están ilegalmente en el país.

Por una votación de 5 a 3, los magistrados del máximo tribunal resolvieron invalidar tres disposiciones: la que obligaba a portar documentos migratorios, pues se consideraba delito no tener un registro federal; la que convertía en crimen que inmigrantes sin papeles trabajaran o buscaran trabajo y la que permitía arrestar a sospechosos de estar en situación migratoria irregular sin una orden de arresto. Así mismo, se reafirmó la potestad del gobierno federal en la regulación de la migración.

“Estoy satisfecho por el hecho de que la Suprema Corte haya eliminado provisiones clave de la ley migratoria de Arizona”, celebró el presidente Barack Obama. “Sin embargo”, agregó, “Estoy preocupado por el impacto de la provisión que permite a los agentes de la ley comprobar el estatus migratorio de quienes sospechan están ilegalmente en el país”.

Para la mayoría de los analistas, en términos absolutos la decisión de la corte marca una victoria para la administración de Obama y una derrota para el gobierno de Jan Brewer en Arizona (aunque la gobernadora dijo ayer a periodistas que el fallo es un triunfo para el estado).

No obstante, los expertos reconocen que el hecho de que haya sobrevivido la provisión que permite a la policía estatal solicitar documentos bajos el principio de la “duda razonable” para comprobar el estatus migratorio de detenidos o arrestados es una medida que invita al perfil racial. La Corte Suprema precisa que la policía tiene, no obstante, una autoridad limitada, pues siempre tendrá que checar con agentes de inmigración federales antes de decidir la detención formal e inculpación criminal de los sospechosos. Al respecto, ayer el Departamento de Seguridad Nacional aclaró que no enviará agentes a recoger inmigrantes indocumentados detenidos por las policías de Arizona, a menos que la persona plantee riesgos de seguridad nacional.

Organizaciones defensoras de inmigrantes expresaron su temor de que la provisión siga permitiendo la detención de personas a partir de su perfil racial. “Esta provisión de ‘muéstrame tus papeles’ llevará a detenciones por motivos de raza o por la forma en que la gente habla, independientemente de que sean o no ciudadanos de EU”, consideró Angela Kelly del Center For American Progress (CAP), en postura compartida por expertos del Centro de Derechos Constitucionales.

La decisión de la Corte reconoce la autoridad constitucional del gobierno federal en el control de la migración en todo el país y le dota de mayores argumentos y razones judiciales en la disputa que mantiene frente a otros gobiernos estatales, como Alabama, Carolina del Sur y Utah. “La resolución reafirma la supremacía del gobierno federal en el capítulo migratorio y relaciones exteriores. La opinión del juez Kennedy es un fuerte pronunciamiento para que los estados no desplieguen su propia política migratoria”, consideró Michael Dorf, experto en derecho constitucional de la Universidad de Cornell.

El fallo es una victoria para Obama, pero supone un revés para el virtual candidato republicano, Mitt Romney, quien había considerado a la polémica ley SB1070 como una legislación “modelo”. “Creo que cada estado tiene la obligación y el derecho de resguardar nuestras fronteras y el imperio de la ley, particularmente cuando el gobierno federal no ha cumplido con sus responsabilidades”, dijo Romney en un comunicado, en el que subrayó la necesidad de elegir a un presidente que “trabaje de forma bipartidista hacia una estrategia de inmigración nacional”.

El gobierno de México lamentó que la Suprema Corte dejara vigente la sección de la SB1070 que permite a la policía comprobar sin motivo aparente la identidad de los inmigrantes. En un comunicado, la Cancillería mexicana indicó que el gobierno “toma nota de que la decisión de la Corte deja abierta la posibilidad de que dicha sección se impugne una vez que entre en vigor y en tanto las cortes inferiores establecen un criterio para su aplicación”.

Fuente El Universal



comments powered by Disqus