CNDH emite recomendación para las autoridades por las ejecuciones en Tlatlaya


El organismo emitió un documento en el que considera que 15 de las 22 personas fallecidas en Tlatlaya el pasado 30 de junio fueron ejecutadas.


POR Staff Rolling Stone México  



El organismo emitió un documento en el que considera que 15 de las 22 personas fallecidas en Tlatlaya el pasado 30 de junio fueron ejecutadas.

Foto: AFP

Según reportó CNN México, la Comisión Nacional de Derechos Humanos emitió un documento en el que considera que 15 de las 22 personas fallecidas en Tlatlaya el pasado 30 de junio fueron ejecutadas por fuerzas federales, a pesar de haberse rendido.

La recomendación, que fue dada a conocer el día martes, Raúl Plascencia Villanueva, titular de la CNDH mencionó en el documento que “después de utilizar la fuerza pública para contrarrestar la agresión armada, y una vez estando rendidos los civiles, los elementos militares ingresaron a la bodega y a partir de  una acción arbitraria, desproporcional, innecesaria, y desapegada al sistema de derechos humanos, privaron de la vida arbitrariamente a 12 personas que se encontraban ahí, vivas, rendidas o heridas”.

Acerca de las víctimas restantes, el documento refiere que “no es posible establecer si sus heridas responden a un intercambio de proyectiles disparados por arma de fuego  o a una situación de privación ilegal de la vida, debido a que fueron movidos del  lugar donde fueron heridos. Para este organismo nacional, el hecho de que hayan sido manipulados genera una presunción de que fueron privados ilegalmente de  su vida”.

La CNDH además aseguró que la escena del crimen fue alterada el día de los hechos, con la intención de “simular que las muertes habían ocurrido en un contexto de enfrentamiento”.

“En ese sentido, los cuerpos fueron movidos de la ubicación en donde se encontraban y  cambiados de posición, además de que se sustrajeron de la escena teléfonos y  equipo de telecomunicación”, agregó el organismo.

Tras la emisión del documento, la CNDH solicita el inicio de un proceso de investigación en contra de los los siete militares implicados, una indemnización para las familias de las víctimas y un juicio por parte de autoridades federales.

Por su parte, la PGR mencionó en un reporte posterior que en el tiroteo 14 de los presuntos delincuentes fallecieron y ocho resultaron heridos, para después ser rematados con las mismas armas portadas por los civiles.

Con información de CNN México.





comments powered by Disqus