Corea del Sur promete “respuesta contundente” si recibe provocación de Corea del Norte


Pyonyang mantiene su postura de “estado de guerra”, aunque aún no ha existido ataque alguno a Corea del Sur


POR Staff Rolling Stone México  



Pyonyang mantiene su postura de "estado de guerra", aunque aún no ha existido ataque alguno a Corea del Sur

Lo que inició como una broma, se ha tornado en un tema cada vez más serio, el pasado sábado Corea del Norte afirmó que se encuentra en “estado de guerra” con Corea de Sur. “Desde este momento, las relaciones Norte-Sur han entrado en estado guerra y todas las cuestiones que surjan entre el Norte y el Sur serán abordadas en consecuencia”, asegura un comunicado firmado por el Gobierno y el Partido de los Trabajadores de Corea, difundido por la agencia oficial norcoreana KCNA.

El líder norcoreano, Kim Jong-un ordenó que se colocaran las unidades de misiles en posición de espera para atacara las bases de Estados Unidos en Corea del Sur y el Pacífico, esto como respuesta a al vuelo que realizaron el jueves los aviones B2 estadounidenses sobre Corea del Sur.

La Casa Blanca no tardó en reaccionar. “Hemos visto las informaciones sobre un nuevo comunicado no constructivo de Corea del Norte. Tomamos estas amenazas en serio y mantenemos las relaciones con nuestro aliado surcoreano”, ha asegurado la portavoz del Consejo Nacional de Seguridad, Caitlin Hayden.

Sin embargo, los analistas consideran poco probable que estalle un conflicto pues esto sería un suicidio para el régimen de Kim Jong-un. Sugieren que estos actos son para fomentar la lealtad del pueblo al joven e inexperto Kim Jong-un, y para invitar a Estados Unidos a realizar negociaciones con Pyongyang.

Mientras tanto, la nueva presidenta de Corea del Sur, Park Geung-hye busca el diálogo con Corea del Norte pero ha prometido que responderá “de manera energética” a cualquier ataque. Hace unas horas, lo reiteró: “Si se produce cualquier provocación contra Corea del Sur o su gente, habrá una respuesta contundente en un combate inicial sin tener en cuenta consideraciones políticas”, ha dicho en una reunión con el ministro de Defensa, Kim Kwan-jin, y otros responsables de seguridad. Park ha afirmado que se toma las amenazas casi diarias del Norte “muy en serio”.

Pyongyang ha amenazado en los últimos días con cerrar el complejo industrial de Kaesong, que está situado en el Norte y emplea en su mayoría a trabajadores de este país, aunque es operado con tecnología y dinero del Sur. El complejo continúa funcionando normalmente este lunes. Su clausura marcaría una grave escalada de las tensiones, además de la ya conocida retórica bélica entre ambas Coreas.


Fuente: El País



comments powered by Disqus