Hallan la mayor plantación ilegal de mariguana en España


La mayor plantación de cultivo ilegal de cannabis en Europa, con cerca de 10 mil plantas y 16 invernaderos, fue localizada en una finca de la provincia española de Alicante


POR Staff Rolling Stone México  



La mayor plantación de cultivo ilegal de cannabis en Europa, con cerca de 10 mil plantas y 16 invernaderos, fue localizada en una finca de la provincia española de Alicante

La mayor plantación de cultivo ilegal de cannabis en Europa, con cerca de 10 mil plantas y 16 invernaderos, fue localizada en una finca de la provincia española de Alicante.

Agentes de la Guardia Civil de España detuvieron a las dos personas responsables de esta plantación como presuntos autores de un delito contra la salud pública, y una de ellas ya ingresó en prisión por orden judicial, según informó el instituto armado.

La operación llevada a cabo por la Guardia Civil la pasada semana, se inició después de conocerse que habían sido instalados 16 invernaderos en una finca de la localidad alicantina de Lliber, cuya licencia dirigida para el cultivo de hortalizas fue denegada por el consistorio.

A raíz de las investigaciones por una posible ilegalidad de actividad económica, los agentes encontraron miles de plantas de mariguana en el interior de los invernaderos.

Lliber, cuya población ronda el millar de habitantes, es uno de los municipios de la comarca alicantina de la Marina Alta, al norte de esta provincia.

Hasta la finca que había sido alquilada por los ahora detenidos, se desplazaron efectivos de la Guardia Civil, responsables del Área de Sanidad y personal contratado por el Centro de Inteligencia contra el Crimen Organizado (CICO) para el desmantelamiento, recuento y transporte de las plantas intervenidas.

La operación dirigida por el fiscal Antidroga de Alicante y el titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Denia, también en Alicante, permitió hallar 16 invernaderos, todos ellos de 3.5 metros de altura y con sofisticados sistemas de riego por goteo.

Además, sus responsables, un británico de 45 años y un español de 18 años, habían instalado aparatos destinados a absorber y transformar el olor que desprendía el cultivo para así dificultar su localización.

Los agentes también intervinieron 43 kilos de mariguana envasada al vacío y preparada en paquetes de 500 gramos para su distribución, así como una furgoneta con matrícula inglesa equipada con dobles fondos para el transporte de la droga.

En este sentido las primeras pesquisas apuntan a que la marihuana era trasladada posiblemente a Holanda y Bélgica.

Fuente El Universal



comments powered by Disqus