Los siete militares implicados en el caso Tlatlaya solicitan un careo con los tres testigos del incidente


Los integrantes del Ejército implicados en el homicidio de 22 presuntos secuestradores , emitieron una solicitud ante el juez que lleva el caso con el objetivo de evidenciar las inconsistencias en las declaraciones de las tres mujeres que atestiguaron los hechos del 30 de junio.


POR Staff Rolling Stone México  



Los integrantes del Ejército implicados en el homicidio de 22 presuntos secuestradores , emitieron una solicitud ante el juez que lleva el caso con el objetivo de evidenciar las inconsistencias en las declaraciones de las tres mujeres que atestiguaron los hechos del 30 de junio.

Foto: Agencia MVT vía La Jornada

Según informó el diario La Jornada, los siete militares implicados en el asesinato de 22 presuntos secuestradores en una bodega localizada en Tlatlaya, Estado de México, el pasado 30 de junio solicitaron al juez federal que lleva el caso, un careo con las tres mujeres que atestiguaron los hechos.

Cabe mencionar que los integrantes del Ejército aseguran que las declaraciones de dos de los testigos ha variado en diversas ocasiones.

Los abogados de los militares procesados informaron en entrevista con La Jornada que los careos tienen como objetivo poner en evidencia las contradicciones encontradas en las declaraciones de los testigos, afirmando que el día que se llevaron a cabo los hechos, las mujeres mencionaron a los ahora procesados que eran víctimas de una banda de plagiarios.

Una de las mujeres no mencionó que se encontraba en la bodega donde se llevó a cabo el tiroteo, ya que es madre de una joven que pertenecía al grupo de supuestos secuestradores abatidos por los militares.

Las declaraciones de otra de las víctimas, que utiliza el sobrenombre de Julia, han variado en diversas ocasiones, primero ante el Ministerio Público y más adelante en entrevista con la revista Esquire. A dos meses de los hechos, Julia nuevamente cambió su versión de lo ocurrido, mencionando que no era víctima de plagiarios y que trabajaba como afanadora en la bodega.

Según los abogados de los militares, Julia se encuentra actualmente en prisión tras serle imputados los delitos de encubrimiento y falsedad de declaraciones.

Recordemos que el pasado 7 de noviembre, un juez federal dictó auto de formal prisión a los siete militares implicados en la matanza de Tlatlaya.

Con información de La Jornada.





comments powered by Disqus