México, ubicado entre los países más violentos


El Instituto para la Economía y la Paz ubica a México como uno de los países menos pacíficos del mundo


POR Staff Rolling Stone México  



El Instituto para la Economía y la Paz ubica a México como uno de los países menos pacíficos del mundo

México se ubica como una de las naciones menos pacíficas del mundo, al ocupar el lugar 135 de entre 158 países. De acuerdo con el último reporte del Instituto para la Economía y la Paz (IEP), nuestro país está entre los 23 estados más violentos, sólo por encima de Iraq (155), Sudán (156), Afganistán (157) y Somalia (158).

El Índice Global de la Paz (IGP), que realiza el instituto, ubica en el primer sitio a la nación con menos conflictos, y en el fondo de la tabla a la más violenta. Por segundo año consecutivo, Islandia encabezó la lista.

Según señala el informe, nuestro país ha caído en el ranking “significativamente”, debido a la violencia relacionada con los cárteles de la droga y al “crimen que se ha extendido en áreas antes inmunes”. Indica que durante 2011 la mayoría de los homicidios se concentraron en los estados de Chihuahua, Nuevo León, Guerrero y Sinaloa.

“Cada vez más la sociedad civil cuestiona la enérgica actuación militar y es probable que se convierta en uno de los temas principales durante la campaña presidencial. Los secuestros en algunos de los estados son los más altos en el mundo”, señala.

Desde 2007 el país comenzó a perder posiciones. En ese año se ubicaba en el número 178, de 120. En 2009 ocupó el lugar 107, de 143. Para 2010 recuperó dos escaños, pero el año pasado cayó de a la posición 119, de 153. La edición anterior de este informe ya señalaba que México y Guatemala estaban experimentado el deterioro más acelerado en la escala.

En 2011 la organización explicó que en el país existía un incremento en el número de muertos debido al conflicto interno; se estimaban en unas 12 mil personas, “esto debido a la lucha del presidente Felipe Calderón en contra de los cárteles desde 2006”. Este año, Guatemala ascendió una posición.

En Latinoamérica, México ocupa el segundo lugar como el país más violento, después de Colombia. Aun así la región ha tenido una mejoría, como Costa Rica o Venezuela; 16 de las 23 naciones en el ranking han aumentado su estatus en esta sexta edición.

De acuerdo con el IEP, Venezuela tuvo el mejor avance del ranking, sólo después de Guyana. Esto se atribuye a que las relaciones entre países vecinos han mejorado, “particularmente el acercamiento del presidente Hugo Chávez con su contraparte colombiana, Juan Manuel Santos, electo presidente en junio de 2010”.

Chile (30) y Uruguay (33) tienen los mejores números en dicha tabla, debido a que ha disminuido su inversión militar y han mejorado la defensa de los derechos humanos. Costa Rica, que ocupa el sitio 36, registra bajos niveles de militarización.

El IEP asegura que se registra un incremento general de la paz en el mundo, contrario a los dos últimos informes entregados por esta organización. “Si el mundo hubiera estado completamente libre de violencia, la economía global hubiera aumentado nueve trillones de dólares el año pasado, igual a la economía de Alemania y de Japón combinadas”, se afirma.

“Lo que se encuentra en estos seis años de resultados es que las prioridades globales han cambiado. Los países tienen menos conflictos internacionales y compiten a través de la economía, sin usar medios militares. Las seis naciones con mayor gasto militar, Brasil, Francia, Alemania, India, Inglaterra y Estados Unidos; han disminuido sus presupuestos de defensa. La paz ha regresado a los niveles de 2007, la violencia externa ha disminuido”, señala Steve Killeela, el fundador del IEP.

Aunque el organismo asegura que la paz es difícil de definir, ellos consideran que se entiende como la oposición o la ausencia de conflicto. “Aplicada a las naciones esto sugiere que no deben estar involucradas en actos violentos con otras naciones y no deben de sufrir problemas internos. El índice de la paz investiga qué países están involucradas en conflictos internos o internacionales y busca evaluar los niveles de armonía o discordia”.

El IGP considera 23 puntos para medir la ausencia de violencia, a través del análisis de expertos internaciones independientes. Entre estos se encuentran: la percepción que la sociedad tiene de la criminalidad; el número de refugiados y desplazados con respecto a la población total; la inestabilidad política; el potencial de actos terroristas; el número de homicidios por cada 100 mil habitantes; los niveles de violencia y criminalidad; la posibilidad de demostraciones violentas; el número de personas en las prisiones y el número de oficiales de seguridad y policías, entre otros.

Fuente El Universal



comments powered by Disqus