Texas, el gran proveedor de armas en México, de acuerdo a la ATF


De 7 mil 300 rifles que fueron vendidos al mayoreo en la frontera con México desde agosto de 2011, 4 mil 600 tuvieron origen en Texas


POR Staff Rolling Stone México  



De 7 mil 300 rifles que fueron vendidos al mayoreo en la frontera con México desde agosto de 2011, 4 mil 600 tuvieron origen en Texas

De 7 mil 300 rifles que fueron vendidos al mayoreo en la frontera con México desde agosto de 2011, 4 mil 600 tuvieron origen en Texas, de acuerdo con un informe de la Agencia de Alcohol, Tabaco y Armas de Estados Unidos (ATF, por sus siglas en inglés).

La dependencia estadounidense informó que ha recibido 3 mil reportes en los que se involucran más de 7 mil 300 rifles expendidos en la frontera sur estadounidense, de los cuales la mayor parte fueron comprados en armerías texanas.

La agencia dio a conocer que desde agosto de 2011 a la fecha se han abierto 120 investigaciones criminales relacionadas con la venta de rifles al mayoreo, que han permitido la detención de 25 personas entre más de 100 presuntos involucrados.

En el caso específico de Texas se recibieron mil 900 reportes que involucraban la venta de más de 4 mil 600 rifles. Lo anterior, explicó la agencia, es sólo parte de las acciones que se están aplicando del lado de Estados Unidos para evitar que armas de alto calibre lleguen a los cárteles mexicanos.

Los reportes de venta de armas al mayoreo por parte de armerías en los estados fronterizos, han proporcionado información a los agentes estadounidenses para desbaratar redes de tráfico que surten a narcotraficantes mexicanos.

Al respecto, la agencia refirió que reportes de vendedores de Texas han permitido ubicar a compradores periódicos en lugares como McAllen, entre ellos un grupo que adquirió 30 armas de alto calibre, lo que derivó en la detención de nueve personas que integraban la red de tráfico.

Desde 1970, la ATF ha solicitado que todos los vendedores del país reporten ventas múltiples de armas, y ese requerimiento está enmarcado en la Ley de Control de Armas de 1968, que se decretó tras la muerte de Martin Luther King y Robert Kennedy, explicó la agencia.

La violencia que se ha registrado en México en los últimos cinco años es, en parte, resultado de las armas, granadas y otros aditamentos que fueron enviados desde Estados Unidos a los cárteles mexicanos por medio de los operativos del Departamento de Justicia, afirma un reporte del Congreso estadounidense.

“Esta batalla es alimentada en parte por los cientos de miles de armas militares que cruzan la frontera de Estados Unidos hacia México cada año. En particular, los agentes de la ley han reportado que las armas elegidas por los cárteles de la droga internacionales son rifles semiautomáticos y otras armas de asalto”, destaca el reporte.

Las armas preferidas por los cárteles mexicanos que fueron enviadas desde Estados Unidos son rifles Bushmaster, Barret calibre 50; otros calibre 7.62 y .223, y las pistolas FN57, conocidas como matapolicías; Beretta Modelo 92, Taurus 9 mm, Colt 38 Súper y .45, entre otras, destaca el reporte.

Una operación llamada Rápido y furioso falló cuando cientos de armas compradas ilegalmente, las cuales iban a ser rastreadas, se perdieron luego de cruzar la frontera.

Dos de las armas del programa fueron encontradas en la escena de crimen de un agente de la Patrulla Fronteriza en Arizona, lo que causó críticas a la ATF y al Departamento de Justicia.

La idea detrás del operativo fallido Rápido y furioso era permitir la venta de armas de alto calibre a intermediarios para rastrearlas hasta su destino final y así arrestar a los cabecillas de los cárteles del narcotráfico.

Los legisladores republicanos ya dejaron en claro que van por la cabeza del procurador de Justicia de la administración de Barack Obama, a seis meses de las elecciones en Estados Unidos.

Fuente El Universal



comments powered by Disqus