Trump vs. Clinton: 5 claves para entender el primer debate


El esperado primer enfrentamiento entre la candidata demócrata y el aspirante republicano se caracterizó por constantes ataques y acusaciones.


POR Staff Rolling Stone México  



La noche de ayer se llevó a cabo el primero de tres debates presidenciales entre la candidata demócrata Hillary Clinton y el candidato republicano Donald Trump, el cual estuvo marcado por un constante intercambio de ataques y acusaciones.

El debate, celebrado en las instalaciones de la Universidad Hofstra en Nueva York, se dividió en tres segmentos de media hora cada uno, dominados por temas como la economía, el racismo y el terrorismo.

Aquí hay cinco claves para entender lo que sucedió en este primer debate:

1. Declaración de impuestos vs. escándalo de emails

El moderador, Lester Holt, de la cadena NBC, cuestionó a Trump sobre las razones por las que no ha divulgado sus declaraciones de impuestos, a lo que el republicano aprovechó la ocasión para atacar a Clinton por su uso de un servidor de correos privado cuando era Secretaria de Estado: “Presentaré mi declaración de impuestos, aunque se oponga mi abogado, si ella entrega los 33.000 emails”.

Por su parte, Clinton utilizó el momento para especular sobre las razones por las cuales cree que Trump no informa sobre sus impuestos: “Tal vez no es tan rico como dice ser, tal vez no es tan caritativo como dice ser… Tal vez no quiere que el pueblo estadounidense sepa que no ha pagado impuestos. Está escondiendo algo”.

Trump mordió el anzuelo y estuvo a punto de admitir que no paga impuestos, diciendo que eso lo “hacía listo” y que el dinero de todos modos “sería malgastado”.

2. México y el TLCAN

Donald Trump no perdió la oportunidad de hablar de uno de sus temas preferidos: México. Para ello, arremetió contra el país que a su juicio le quita los empleos a Estados Unidos: “Nuestras compañías se van de Estados Unidos. Se van a México”, dijo.

Como parte de ese discurso, Trump se manifestó en contra del Tratado de Libre Comercio en América del Norte (TLCAN): “Tu esposo (Bill) firmó el TLCAN, el cual es una de las peores cosas que le han pasado a la industria manufacturera”, le dijo a Clinton.

3. ISIS y la seguridad internacional

Trump responsabilizó al gobierno actual, del que participó la ex primera dama, por el surgimiento de ISIS. “Tú eras secretaria de Estado cuando ISIS era bebé, ahora que tiene presencia en más de 30 países quieres combatirlo”, lanzó el republicano.

En respuesta, Clinton aseguró que cuenta con un plan de acción para enfrentar al grupo terrorista. “Los vamos a buscar en la red, los vamos a eliminar para que no sigan con esa fuerza, en conjunto con nuestros aliados”, reviró. Este discurso para fortalecer la cooperación en materia internacional prevaleció durante la participación de la aspirante demócrata, que insistió en trabajar en conjunto con otros países: “Cuando era secretaria de Estado, Irán estaba muy lejos del poder nuclear que tiene ahora. Buscamos acercarnos a Rusia y China para crear acuerdos antinucleares. Eso es hacer política”, indicó.

Clinton también defendió a la comunidad musulmana “dentro y fuera” del país como un aliado clave para combatir el terrorismo y arremetió contra “los desprecios” de su rival republicano hacia esa comunidad.

Así mismo, Trump negó haber apoyado la intervención en Estados Unidos en Irak y Libia a pesar de que existen pruebas de que el candidato apoyaba la contienda.

4. Temperamento

Hacia la etapa final del debate, la discusión se centró en el asunto del temperamento y la resistencia presidencial.

El moderador le preguntó a Trump por una frase en la que el aspirante republicano había dicho que Clinton no tenía “el aspecto físico” para ser presidente: “Ella no tiene la apariencia. No tiene la resistencia física”, dijo y añadió: “Tienes que ser capaz de negociar nuestros acuerdos comerciales…Yo no creo que Hillary tenga la resistencia física”.

Clinton respondió con contundencia: “Cuando él viaje a 112 países y negocie un acuerdo de paz, un cese el fuego, la liberación de unos disidentes… o pase 11 horas testificando frente a un comité del Congreso, me podrá hablar a mí de resistencia física”.

Así que mientras Trump insinuaba que Clinton no era lo suficientemente fuerte, ella le acusaba de ser demasiado voluble. “Un hombre que puede ser provocado con un tweet no debería tener sus dedos en ningún lugar cercano a los código nucleares”, dijo la candidata demócrata.

5. Clinton exhibe a Trump de racista y misógino

Durante el debate salió a flote el recuerdo de las acusaciones de Trump cuestionando la nacionalidad del presidente Barack Obama. “Donald empezó su campaña con esta mentira racista”, dijo la demócrata.

En su defensa, Trump alegó a favor de ese señalamiento, y de paso, destacó sus acciones como algo positivo y hasta necesario para la comunidad. “Yo fui el que hizo que (Obama) presentara su certificado de nacimiento y sé que lo hice muy bien”, aseveró.

Hillary también recordó las acusaciones contra Trump por parte del Departamento de Justicia en los años 70 sobre discriminación racial en inmuebles de su propiedad: “Él tiene un largo historial de comportamiento racista”.

También salió a relucir el comportamiento sexista del republicano al interrumpir a Clinton decenas de veces, y en lo que fue considerado como un guiño al voto femenino y latino, la demócrata lo criticó haciendo referencia a la ex Miss Universo venezolana Alicia Machado:

“Él llamó a esta mujer Miss Piggy (Miss cerdita) y Miss ama de casa porque es latina. Donald ella tiene un nombre. Es Alicia Machado y se ha convertido en ciudadana estadounidense y puedes tener por seguro que irá a votar en noviembre”, dijo Clinton y remató: “Este es un hombre que ha llamado a las mujeres cerdas, desaliñadas y perras, y alguien que ha dicho que el embarazo es una inconveniencia para los empleadores, que ha dicho que las mujeres no se merecen salarios igualitarios a menos que hagan el trabajo tan bien como los hombres”.

En la parte final del debate, cuando el aspirante republicano se refirió a que Clinton se había dedicado a prepararse para el debate, ella dijo que no había nada malo en ello: “Trump me criticó por haberme preparado para este debate. ¿Saben también para lo que estoy preparada? Para ser presidente”, afirmó la candidata demócrata.

De acuerdo con un sondeo difundido por la cadena CNN, Clinton ganó a su contrincante republicano, Donald Trump, en el debate. El sondeo otorgó a Clinton un puntaje de 62%, mientras que Trump se rezagó con un 27%.

Clinton publicó los resultados en su cuenta de Twitter y Trump, por su parte, tuiteó un comentario de su antiguo rival, Ted Cruz, en el que el senador dijo que tuvo una fuerte actuación en el debate.

Para la campaña de Clinton, el reto será convertir la victoria del lunes en un éxito sostenido, insistiendo sobre los mismos temas en los próximos días mientras intenta frenar el crecimiento de Trump en las encuestas tanto a nivel nacional como en los estados claves. Trump deberá esperar hasta el 9 de octubre para devolver el golpe a Clinton.

BANNER 2 SEPT



comments powered by Disqus