Veda electoral: un merecido descanso


Tras una guerra publicitaria por parte de los candidatos, hoy amanecimos en paz.


POR Jovel Álvarez  



Ayer por la noche en los pasillos de Televisa Chapultepec, Denise Maerker corrió del estudio de su noticiero al set de Tercer Grado. La mesa de análisis comenzó sin ella pues a diferencia de las otras semanas el programa fue en vivo. Fue una carrera contra reloj, pues a la media noche comenzaba la veda electoral. Esto significaba una prohibición por parte del INE para la difusión de información política en radio y televisión, así como la suspensión de los spots publicitarios de los partidos.

La mesa de Tercer Grado fue un ejercicio interesante. Una carrera para dar a la audiencia las últimas apreciaciones electorales de los periodistas. Por ahora, silencio electoral hasta que el domingo comience una cobertura continua que culminará con el discurso del candidato ganador. Con el fin de Tercer Grado a las 11:59 pm, comenzó oficialmente la veda electoral. Por mi mente cruzó un pensamiento: “¡Bendito Dios!”.

Desde que comenzó el Mundial, un sentimiento agridulce se atravesaba en la garganta de los aficionados celebrantes. Quizás porque durante el medio tiempo de los partidos de la Selección se veían los indeseados spots publicitarios de los candidatos a la presidencia. A partir de hoy y hasta el sábado podremos disfrutar de la Copa del Mundo sin las molestas interrupciones electorales. Un descanso que nos merecemos después de meses de precampaña y una campaña intensa y beligerante como pocas.

Esta es la tercera veda electoral que vivo este año. Las dos primeras fueron en Costa Rica, durante febrero y abril. Los ticos elegían presidente en una campaña de 10 candidatos y encuestas tan volátiles como el viento. La veda no se sintió. Los candidatos no tuvieron compasión y por todos los medios posibles nos bombardearon con sus propuestas. Para ser honesto, espero que la veda mexicana sea efectiva. Hoy ya no tenemos interés en la agenda de los aspirantes. Sus propuestas las conocemos, el voto debería estar definido. Estos días son para la reflexión. Cada uno, de acuerdo con sus ideales, reafirmará o tomará una decisión vital para la democracia mexicana.

Hay un aspecto que quisiera remarcar. Tener cuatro posibilidades para elegir es un verdadero privilegio. Coincido con Leo Zuckermann: la democracia de este país tiene muchos fallos y debilidades que deberemos mejorar, sin embargo, es una mucho más fuerte que la simulación vivida en los años setenta.

No importa tu preferencia, de verdad, no nos importa. El llamado que queremos hacer hoy es a una reflexión y decisión libres. Pase lo que pase, México debe ser uno el 2 de julio. Un México que sea capaz de asumir los resultados con madurez y con un talante perseverante. Nos merecemos un país que prospere más allá de los ideales, buscando el bien de los nacidos en esta tierra y quienes vinimos de otras en busca de oportunidades.

México lindo y querido, suerte este domingo. ¡Nos vemos el lunes!



comments powered by Disqus