Ambientes de fina manufactura


Martin Gore, fundador de Depeche Mode, revela todo sobre ‘MG’, su nuevo material solista


POR Staff Rolling Stone México  



Martin Gore, fundador de Depeche Mode, revela todo sobre ‘MG’, su nuevo material solista.

Por Valeria Villegas

Meterse en la mente de Martin Gore es un ejercicio fascinante: En ella conviven el Martin Gore que definió una era entera junto a Depeche Mode; el músico que revistió a la música ambiental y electrónica de maravillas y sensualidad; el chico cuyo primer disco fue Ziggy Stardust –regalo afortunado por parte de su prima, confiesa, que pareció confirmar el adagio de que “infancia es destino”… Sin embargo, tal vez la parte más fascinante de Gore es esa que permanece escondida, impenetrable, un ingenio que parece evadir cualquier linealidad y cualquier intento de contener el genio del músico británico, cuya obra dentro del ensamble legendario y al lado de Dave Gahan, Andy Fletcher y Vince Clarke ha cautivado a más de una generación, motivando la creación de múltiples covers, así como numerosas y terribles imitaciones.

La autenticidad es una victoria que no le puede ser regateada a Gore. Tiene la peculiar virtud de mantenerse vigente, en primera instancia, por un pasado que comenzó en los albores de los años ochenta, periodo durante el cual ayudó a cimentar en buena medida una escena de la cual Depeche Mode fue punta de lanza. Hace tan sólo un guiño al 25º aniversario del icónico Violator,
un disco seminal para múltiples bandas que encontraron en sus ritmos una nueva era para la creación y composición de música electrónica. “Es increíble, no se siente como si hubiera sido tanto tiempo, pero no puedo negar los hechos”, afirma un afable Gore. “Me parece increíble que hemos sido capaces de influenciar a tantos músicos, de tantos géneros distintos, no sólo en la electrónica, sino en todas partes. Me parece genial, porque parece ser que no es algo sobre la manera en que haces música, sino sobre el alma que ésta tiene”.

BANNER CONT 1145




comments powered by Disqus