TV: ‘American Horror Story’


‘American Horror Story’, de Ryan Murphy, lo hace oficial: él es el subversivo más divertido de la TV.


POR Staff Rolling Stone México  



‘American Horror Story’, de Ryan Murphy, lo hace oficial: él es el subversivo más divertido de la TV.

Ryan Murphy lo hace oficial: él es el subversivo más divertido de la TV

Por Rob Sheffield

Ryan Murphy, es tan brillante como enfermo. El nuevo opus del creador de Glee, American Horror Story, puede parecer el contrario total de su programa más conocido. Uno tiene a chavos de prepa felizmente cantando “Don’t Stop Believin’ ”. El otro tiene baños de sangre. Pero los dos vienen del mismo lugar: un loser adolescente que fantasea con vengarse del mundo por ignorarlo. Y esa es la cancha de Ryan Murphy.

American Horror Story está diseñado para restaurar tu fe en el lado oscuro de Murphy. Es una carta de odio a la familia nuclear. Cuando una pareja (Dylan McDermott y Connie Britton) –cuyo matrimonio está terriblemente mal– y su hija se mudan a una casa embrujada en Los Ángeles, sus vidas son aterrorizadas por espíritus malignos. ¿Recuerdan la casa de The Amityville Horror, que se pasaba susurrando, “Salgaaaan”?Esta pocilga no es tan sutil, sólo que la familia es demasiado idiota como para darse cuenta. En serio, pagaron el enganche de una casa antes de ver si había un alguien en la cámara de torturas del desván. Eso no es hacer una buena compra. Pero para Murphy, el verdadero cuento de terror americano no es sobre cómo las familias se separan. Es cómo se mantienen unidas.

Es fácil darse cuenta por qué American Horror asusta a la gente. Las alucinaciones ultraviolentas nunca se detienen lo suficiente como para tener sentido. En cuanto a coherencia, deja a cualquier película de David Lynch pareciéndose a Burn Notice. Murphy sabe que su nombre es lo que muchos televidentes lo sintonicen. Y él quiere que vean cómo nadie en el canal tiene el valor de vetar ninguna de sus más descabelladas ideas. (“¡De verdad, Ryan, que eres un genio! ¿Tami Taylor dándose al cojo? ¡Por supuesto! Traje de latex, máscara de cuero, ¡no puede fallar!”).

American Horror busca tener una ambientación lenta, suburbana de los años setenta muy específica –copias de Flowers in the Attic, portadas de discos de Black Sabbath–. Incluso tiene leyendas urbanas de la era de Go Ask Alice. Un episodio empieza con un extraño que toca la puerta y dice: “Estoy lastimado y necesito ayuda”. ¡Adivina qué sigue!

Está todo hecho para que el público sepa que tiene que reírse cuando McDermott sale de la regadera y dice: “Mi amor, ¿has visto mis hojas de afeitar?” o cuando la espeluznante vecina Jessica Lange llama a su hija “La Mongoloide”. También conocemos a un adolescente aspirante a asesino llamado Tate. (¿Apostamos a que conoceremos a su hermana LaBianca?) La casa está decorada al mejor estilo Hotel Overlook. ¿Dónde está el baño? Por el pasillo, hacia la izquierda donde están los gemelos descuartizados.

BANNER CONTENIDO 2 DIC



comments powered by Disqus