Amor entre política y espionaje


Marion Cotillard y Brad Pitt rompen la regla de tradición a la intimidad de ‘Aliados’.


POR Óscar Uriel  



15877840_10155010205842526_547341567_o

La aseveración: “ya no las hacen como antes”, podría tener un revés en Aliados, la nueva producción fílmica a cargo de Robert Zemeckis. La cinta mezcla la intriga política y el espionaje con una vehemente historia de amor desarrollada en la legendaria Casablanca. Los protagonistas son dos de las figuras cinematográficas más atractivas de la actualidad: Marion Cotillard y Brad Pitt. “Crecí viendo películas de la Segunda Guerra Mundial y en mi generación ese acontecimiento se resumía a la historia de nuestro pasado. A finales de los años cincuenta y sesenta, la Segunda Guerra era el tema sobre lo que todo el mundo hacía películas. Eso provoca que casi por ósmosis conozca esa época, periodo en el que ni siquiera había nacido. El cine me hizo conocer esos tiempos y la manera en la que se distinguía de otras épocas. Esto me permite ahora entrar en un set y poder cuestionar incluso si el teléfono de utilería pertenece a la época que estamos representando. Todo luce perfecto porque la gente encargada es fanática de ese periodo. El Museo Imperial de Guerra fue uno de nuestros principales asesores técnicos, por ejemplo”, cuenta Zemeckis en entrevista exclusiva.

Marion Cotillard es una espía francesa envuelta en un tórrido romance prohibido. “Leí el guion hace como cuatro años por insistencia de mi agente que lo consideraba como un libreto excelente. Reiteraba que el protagónico era ideal para mí. Tres años después, volví a toparme con el proyecto pero ahora con el apoyo de Robert Zemeckis y Brad Pitt quienes se comprometieron a participar en él. Este aspecto lo hizo más interesante”, declara Cotillard.

BANNER CONTINUA LEYENDO 164



comments powered by Disqus