Asuntos Internos: El presidente impopular


Una presidencia perdida en el caño de la corrupción.


POR Staff Rolling Stone México  



Por Alberto Mansur

Es la corrupción, idiota”. Así, en cuatro palabras, puede explicarse el porqué y el cómo Enrique Peña Nieto perdió la presidencia. La perdió él y con él, la perdimos tú y yo.

La verdad es que el sexenio arrancó bien. Sin una segunda vuelta en la elección, los últimos tres presidentes han llegado al gobierno con el voto en contra de casi dos tercios del país. Fox: 42.52%. Calderón: 35.89%. Peña: 38.28%. Ganan la elección aunque la mayoría no votó por ellos y, en algunos casos, incluso votó contra ellos. Empiezan su mandato sin legitimidad.

Sabiendo esto, Peña forjó el Pacto por México. Convirtió a sus adversarios de campaña en socios de gobierno, al menos por un tiempo. Quizá, el logro más grande del Pacto por México son las reformas estructurales.

La Reforma Laboral aprobada todavía en la presidencia del Calderón durante la transición, flexibilizó el mercado del trabajo, facilitó el acceso de mujeres y jóvenes a un empleo e incursionó en el mejoramiento de la justicia en ese rubro.

BANNER 1 SEPT


 



comments powered by Disqus