Asuntos Internos: Municipios convertidos en imperios del crimen…


¿Cómo garantizar que dinero del narcotráfico no sea utilizado en campañas electorales?


POR Staff Rolling Stone México  



¿Cómo garantizar que dinero del narcotráfico no sea utilizado en campañas electorales?

¿Cómo garantizar que dinero del narcotráfico no sea utilizado en campañas electorales? “Lo peor no es eso, sino el que personajes vinculados a organizaciones criminales accedan a espacios de poder para aprovechar los recursos de un municipio, de un estado, para constituir verdaderos imperios criminales… narco municipios, narco estados”, dice un ex candidato a gobernador de Sinaloa

Por Víctor Ronquillo

Recordemos que Mario Villanueva, ex gobernador de Quintana Roo, fue sentenciado a 11 años de prisión en una corte en Nueva York, después de haberse declarado culpable en agosto de 2012 por conspirar para lavar dinero procedente del narcotráfico. Posiblemente una sentencia negociada a cambio de información, ya que sobre el ex gobernador, capturado en nuestro país y extraditado, pesaba la acusación de haber utilizado recursos estatales y federales para ayudar al Cártel de Juárez en el tráfico de cientos de toneladas de cocaína procedente de Colombia con destino a Estados Unidos.

Pero hoy no se trata de un gobernador al servicio de un cártel del narcotráfico, la grave amenaza que acecha a los municipios del país consiste en que el poderío de distintos grupos del crimen organizado atenta contra el Estado y sus instituciones. En municipios de Michoacán, Guerrero, Morelos y Tamaulipas es evidente la presencia de poderosas organizaciones criminales capaces de instaurar verdaderos feudos criminales, como lo demuestran la incesante turbulencia política de Michoacán, el caso de los 42 normalistas desparecidos y los siete homicidios perpetrados en las aciagas horas transcurridas en la noche del 26 al 27 de septiembre de 2014 en Iguala y Cocula, Guerrero.

En la geografía de los feudos criminales, la amplia región que se extiende desde el sur del Estado de México, por la Tierra Caliente michoacana, que pasa por Guerrero y abarca también una porción del sur de Jalisco, representa un corredor para el tráfico de drogas, también una zona de cultivo de mariguana y amapola donde prospera el negocio del narcomenudeo y se ha establecido la economía del delito con las más diversos negocios impuestos por la violencia y la corrupción.





comments powered by Disqus