‘Bohemian Rhapsody’


Una magna celebración a Freddie Mercury y Queen.


POR Óscar Uriel  



Foto: Alex Bailey/20th Century Fox

La película pudo haber sido una rapsodia suspendida. Sin embargo, sus protagonistas lograron lo que parecía casi imposible: una producción cinematográfica sobre la controvertida vida de Freddie Mercury. Platicamos en exclusiva con ellos.

Retratar la vida de quien probablemente sea el frontman por excelencia de la música moderna es una provocación fílmica nada fácil de ejecutar. Desde el 2010, un grupo de realizadores cinematográficos en conjunto con los miembros remanentes de Queen habrían tratado de producir un largometraje que honrara la vida de Freddie Mercury, el virtuoso compositor e intérprete quien se transformaría en una de las personalidades más provocativas de la música del siglo pasado.

“Soy de los actores que se portan muy mal en el set porque me gusta continuar explorando las distintas posibilidades que podemos encontrar en una escena. No sé a que se deba esto pero una vez que la cámara empieza a grabar, simplemente no puedo parar. Hay una broma en la industria que va que si estoy involucrado en una secuencia, habrá una gran cantidad de tomas”, dice de manera graciosa Rami Malek, el intérprete seleccionado de entre varios actores para caracterizar a Mercury en esa apoteosis cinematográfica titulada apropiadamente Bohemian Rhapsody, la cual captura los momentos relevantes en la vida del cantante y del resto de los integrantes de Queen.

“Recuerdo que al final de mi primera conversación que tuve con los productores previa a mi contratación, les dije: ‘Haré prácticamente cualquier cosa con tal de hacer esta película’. Siempre tuve la seguridad que esta oportunidad representaba el personaje que cualquier actor soñaría con interpretar y es que la identidad de Freddie es tan compleja y atrayente que provee a los actores de un abanico infinito de posibilidades. Graham [King, productor responsable de cintas como La reina Victoria y Frost/ Nixon, entre otras] me miró y dijo: ‘No hay nadie más considerado para este personaje. Solamente nos hemos entrevistado contigo’. Regresé a casa para estar con mi familia porque lo necesitaba. Se trataba de uno de esos momentos en donde quieres estar con los tuyos. Platiqué con mi madre y hermano y les conté lo que me acababa de suceder. Ellos me miraron con sospecha, entonces dudé de lo que había sucedido horas atrás. Era un sentimiento muy extraño”, añade el actor, quien es reconocido internacionalmente por su mesurada caracterización de Elliot Alderson en el serial de culto Mr. Robot, el cual cuenta con una sólida legión de seguidores en todo el mundo.

Malek nunca vaciló de su capacidad para poder interpretar a tan icónico personaje; de hecho, a dos semanas de haberse entrevistado con los productores decidió enviar un video en donde caracterizaba a Mercury en una entrevista, la cual había encontrado en YouTube. El actor estaba resuelto a interpretar al legendario cantante a como diera lugar.

“Justo me encontraba en medio del rodaje de Mr. Robot, por lo que realmente no tenía mucho tiempo para hacer otra cosa, pero encontré el momento para preparar un video que tenía como propósito convencer al estudio de que yo era la mejor alternativa para el proyecto. Fue muy peculiar porque lo grabé sin que alguien me diera réplica, ya que incorporaba la pregunta a la respuesta que daba a cámara (ríe). Creo que al final todo funcionó”, nos confiesa Rami Malek en la cándida charla acontecida en Londres, Inglaterra, meses después de haber concluido uno de los rodajes más polémicos registrados en los últimos años.

Un complicado génesis para una ‘biopic’ de carácter oficial
La idea de convertir la apasionante vida de Freddie Mercury en una película data de ocho años atrás cuando Graham King se reunió con Brian May y Roger Taylor con el objetivo de concebir una película sobre Queen teniendo como eje central la figura de Mercury. La idea de producir esta cinta parecía seducir a todos, sin embargo, la pregunta era: ¿Qué parte de la historia de Freddie y de Queen se contaría? “Buscamos siempre hacer una celebración a la vida de Freddie. Nunca consideramos retratar la enfermedad y muerte del cantante. Era una parte de su vida que no nos interesaba en absoluto explorar contrario a lo que se publicó en distintos medios de comunicación”, confiesa el productor Graham King al preguntarle sobre las versiones que aseguraban que lo realizadores querían hacer una película casi familiar, a pesar de la polémica vida del artista, en específico su condición homosexual y su padecimiento de sida.

La salida del comediante Sacha Baron Cohen del proyecto también amparó tales afirmaciones. A pesar de que el actor había manifestado su interés en caracterizar a Mercury y de que los fans habían expresado su aprobación con la elección, Baron Cohen salió del plan de rodaje teniendo como excusa el clásico pronunciamiento de “diferencias creativas” aunque se reportó que el intérprete nunca estuvo de acuerdo con la aproximación tan ligera y candorosa que los realizadores pretendían realizar del personaje de Mercury.

“Sacha fue considerado pero también Ben Whishaw. La preocupación de Brian y de Roger era que el carácter casi implícito de comediante que posee Baron impediría al público estar convencido de que se encontraba frente al Freddie que queríamos presentar en la cinta. Estamos hablando de una figura icónica por demás reconocida y amada por el público”, añade el productor. Dexter Fletcher también se integró al proyecto como director a cargo de la misión. Aunque las credenciales de Fletcher eran un tanto endebles (Wild Bill y Eddie The Eagle entre ellas), la propuesta del realizador impresionó tanto a King como a Brian May y Roger Taylor, consiguiendo uno de los encargos más anhelados en la industria en los últimos años.

Los problemas en ese renglón también empezaron a manifestarse casi de inmediato. Debido a la pluralidad en el equipo de productores, las opiniones con respecto al tratamiento del libreto variaban de tal forma que el desconcierto provocó la salida de Fletcher y del actor Ben Whishaw. “Es totalmente falso que Brian May quiso tomar el control de la película. Yo compré los derechos de la vida de ellos y busqué involucrar a Brian y a Roger activamente en el proyecto, pero nada más. Ellos podrían opinar en las distintas decisiones creativas pero nunca estuvimos condicionados a sus criterios. El proceso de gestación de Bohemian Rhapsody fue largo y en el camino algunas personas no obtienen lo que desean por lo que se dicen cosas falsas. La verdad es que yo jamás salí a desmentir lo que se publicaba porque finalmente tenía una película qué hacer. Esa era mi prioridad”, agrega contundente King sobre los distintos rumores que circularon durante la realización de esta película.

El controvertido caso de Bryan Singer
De acuerdo a King, la preocupación más grande era el poder condensar la carrera de Mercury y Queen en una película de dos horas de duración. El productor recordaba cómo años atrás había desistido en hacer una biografía de Alejandro Magno que dirigiría Martin Scorsese y sería protagonizada por Leonardo DiCaprio [antes de la versión de Oliver Stone] porque el realizador había llegado a la conclusión de que se necesitarían 10 horas para contar esa historia en particular. Algo que funcionaría mucho mejor en el formato de miniserie para televisión.

“¡Nos tomó tanto tiempo tener un libreto de Bohemian Rhapsody del cual me sintiera satisfecho! Creo que no me había pasado antes en mi carrera. Tenía una responsabilidad muy grande con la banda, quienes me habían cedido los derechos, con la gran legión de fans de Queen y sobre todo con el estudio que había confiado en mí para hacer esta película y me había dado el dinero para producirla. En ocasiones tardas hasta ocho años en tener un guion adecuado”, continúa King quien sintió que la primera versión del guion de la autoría del reconocido Peter Morgan no era lo que se buscaba en un principio.

Entonces, apareció Bryan Singer. “Bryan llegó a mi oficina para platicar de películas en general. Es un amante de la cinematografía internacional. Por supuesto que me había encantado Los sospechosos comunes. Desde un principio le aclaré que yo no era un fan de X-Men para ir clarificando el terreno. Por una cuestión que aún no recuerdo, había en mi escritorio algunos álbumes de Queen y me dijo: ’Supongo que alguien está produciendo esa película. Me hubiera encantado dirigirla’. Paradójicamente justo en esos días habíamos encontrado un ángulo narrativo interesante a explorar en la cinta, le platiqué del proyecto en general pero su reacción inmediata fue: ‘No encontrarás a un actor joven que pueda caracterizar a Freddie. Es prácticamente imposible’. Fue entonces cuando le mostré la audición que había realizado Rami”, manifiesta King.

La saga para encontrar a un Freddie Mercury prototipo
“Uno de mis asistentes mencionó el nombre de Rami Malek. Sabía de la existencia de la serie de televisión Mr. Robot pero no estaba familiarizado con ella. Volé a Los Ángeles y me entrevisté con él. Era tal su entusiasmo que grabó videos imitando a Freddie de tal manera que convenció a los demás productores, al estudio, a los integrantes de la banda y a mí”, continúa recordando King quien asegura que después de contratar a Bryan Singer para dirigir la película, el proyecto empezó a tomar forma.

De acuerdo a reportes de la BBC, el rodaje de la película fue una experiencia muy dura para todos los involucrados. Singer siempre se ha distinguido por poseer una manera muy particular de dirigir imponiendo su estilo y carácter a lo que hace por sobre todo los demás. Inmediatamente su personalidad chocó por completo con la de Malek, ocasionando un conflicto mayúsculo en el set y provocando que Singer fuera suspendido de la filmación a dos semanas de concluir la fotografía principal.

“Yo nunca corrí a Bryan Singer, el estudio lo hizo. De hecho, sigo en contacto con él, seguimos hablando por teléfono. Los problemas no se dieron entre nosotros. Justo durante el rodaje, Bryan estaba pasando por una situación personal muy complicada. Su madre estaba muy enferma y en ciertas ocasiones creo que hay cosas más importantes que estar haciendo películas. Bryan quería suspender el rodaje para atender su circunstancia familiar. Creo que proponía un par de meses de pausa, algo a lo que el estudio se negó rotundamente. Considero hasta de cierta manera que estaba siendo responsable con su trabajo. Él mismo reconocía que sus pensamientos e intereses no estaban propiamente en la película”, añade King al aludir el controvertido episodio, mismo que fue reportado en distintos medios de comunicación dando una sensación de incertidumbre alrededor de la producción.



comments powered by Disqus