La caída de la dependencia


Café Tacvba vive una etapa diferente en su carrera. Autónomo, inteligente y provocador para gritarnos ‘Jei Beibi’.




Entrevista realizada con el apoyo de Benjamín Salcedo

Fotografías de César Campos

En un mundo retorcido, no muy diferente al actual, cuando George W. Bush tomaba el poder en Estados Unidos; Carlos Menem hacía lo propio en Argentina; Brasil celebraba sus primeras elecciones después de la dictadura; Ted Bundy, el asesino en serie, era electrocutado en la silla eléctrica; la recompensa por tres millones de dólares para asesinar a Salman Rushdie por la publicación de su novela Los versos satánicos seguía vigente; el arte se vestía de negro por la muerte de Salvador Dalí; millones de niños y adolescentes quedaban hipnotizados ante el televisor gracias al estreno de Dragon Ball Z y Los Simpson; las estaciones de radio lanzaban los primeros sencillos de discos como Jaime López (Jaime López), Maldita Vecindad y Los Hijos del Quinto Patio (Maldita Vecindad y Los Hijos del Quinto Patio), Doolittle (Pixies), Steel Wheels (The Rolling Stones), The Stone Roses (The Stone Roses), Flowers in the Dirt (Paul McCartney), Bleach (Nirvana), Technique (New Order), Like a Prayer (Madonna), Dr. Feelgood (Mötley Crüe), Headless Cross (Black Sabbath) y Pretty Hate Machine (NIN), entre tantos. En México corrían los discursos de Carlos Salinas de Gortari con su “política ficción” mientras el Partido de la Revolución Democrática se fundaba y Joaquín Hernández Galicia, “La Quina”, era encarcelado. Era 1989, un año con muchos cambios políticos, sociales y culturales que serían noticias en la prensa, radio y televisión donde el internet hacía sus primeras pruebas privadas en nuestro país y obviamente, las redes sociales no existían.

Hace 28 años, Rubén Albarrán, Meme del Real, Joselo y Quique Rangel unían su talento musical para tocar en diversos bares, dándole forma a lo que actualmente conocemos como Café Tacvba: la banda nacional con mayor creatividad musical.

En cada uno de sus discos se reflejan esos detalles en la producción y composición. Su estilo es conocido internacionalmente y al escuchar Café Tacvba [1992], Re [1994], Avalancha de éxitos [1996], Revés / Yo soy [1999], Cuatro caminos [2003], Sino [2007] y El objeto antes llamado disco [2012] ejemplifican esa cara ante los problemas en México con un optimismo rítmico que fusiona el rock, electro y pop con armonía tradicional mexicana y sudamericana.

Hoy, el cuarteto se caracteriza por su carisma y disposición para platicar sobre lo que hay alrededor de Jei Beibi, su más reciente álbum después de cinco años. La elegancia y amabilidad de Quique destaca para recordar lo que atravesaba Café Tacvba un poco antes de este lanzamiento. “En el 2015 todavía teníamos algunos compromisos, consecuencia de haber hecho gira con El objeto llamado disco, sobre todo festivales y algunas presentaciones. A principios de ese año nos habíamos cuestionado si era el momento, si queríamos ver la luz de un siguiente disco. No recuerdo si una de las intenciones era que ese año empezáramos a grabar un álbum o a principios de 2016, pero nos hicimos el tiempo para que en septiembre de 2015 empezáramos a trabajar en canciones nuevas. No había –y en realidad nunca hubo cuando tuvimos un contrato discográfico– una presión patente por tiempos, de cuándo teníamos que hacer o entregar un álbum y esto fue una inquietud de empezar a sacar canciones. Trabajamos en ese primer cúmulo de temas, fueron seis, hicimos un demo y seguimos con nuestros compromisos para terminar el año, pensando que teníamos que retomar ese proceso para el 2016. Y lo hicimos hasta julio”, mientras que Joselo, enfundado en pantalón y chamarra de mezclilla, complementa las palabras de su hermano: “Nos sentamos y dijimos: ‘¿Vamos a seguir viviendo de canciones del recuerdo?’. Son dos caminos y tienes que decidir cuál tomar. Cada uno de nosotros compone de manera individual, tiene ideas que luego se llevan al grupo y de ahí surge todo, entonces empezamos a trabajar en temas, dedicamos todo ese año a hacer un disco que reflejaba el momento que estábamos viviendo. No nos sentimos una banda del recuerdo porque estamos componiendo, tenemos ideas nuevas y ganas de salir”.

Mira el detrás de cámaras de la entrevista y sesión de fotos:



comments powered by Disqus