Campus RS mayo 2017


Un espacio para la difusión de ideas universitarias.


POR Staff Rolling Stone México  



Ghost in the Shell

El futuro está más cerca de lo que parece

Por Natalia García Pimentel Savala

univPanamericana-1

El mundo ha sido consumido por la tecnología, ahora el hombre y las máquinas pueden fusionarse creando a otro ser. Formando otra entidad. Esta es la visión que el director Rupert Sanders (Blancanieves y el cazador) nos introduce a un mundo cyberpunk, en donde la tecnología gobierna, de forma un tanto imprecisa, a cada ser humano en una metáfora con máquinas –por más dramático que suene– que comienzan a tomar el control de nuestra sociedad.

Muchas productoras tienen la iniciativa de convertir una película animada (Disney) o en este caso una serie de anime, en liveaction. Paramount Pictures y Dreamworks hicieron un buen trabajo en Ghost in the Shell al establecer ciertas escenas que hacen referencia al anime. ¿Cuáles? Al principio, cuando vemos la formación del cuerpo de Major y al final, el momento en que lucha contra la máquina que está tratando de matar a Nuke y a ella; exactamente cuando Major le quita la carcasa a la máquina, dejando que sus extremidades se rompan desmesuradamente y en un tono irónico, con el cual muchos espectadores reaccionaron con gestos des- agradables, a sabiendas de que se trataba de una cyborg y no una persona.

Esta adaptación no sigue la narrativa de la primera película –lo cual era esperado por muchos fanáticos, pero que en un principio se les había aclarado de este cambio, supervisado por su creador, Masamune Shirow–, el que hicieran una nueva historia basándose en ciertos aspectos de las películas y el anime, funcionó de maravilla. Ahora bien, Scarlett Johansson, a quien ya hemos visto en cintas de acción tales como The Avengers, hizo un buen trabajo al darle vida a una Major fuerte gracias a su “Shell”, pero débil al no entender lo que es y al tratar de soportar la soledad que conlleva. Un panorama muy interesante, mismo que nos permite ir viendo bastante simple pero prudente– el viaje del héroe con respecto a este personaje y cómo su evolución de principio a fin –al final vemos otra de las escenas icónicas, Major se deja caer desde un edificio y mira hacia arriba– es muy notoria.

Con respecto al descontento que los fanáticos –occidentales en su mayoría– mostraron cuando Johanson fue anunciada como la elegida para interpretar a Major (en lugar de una actriz oriental), se resolvió con la inclusión de su pasado, en el cual podemos ver que originalmente había sido asiática –gene- ralizado ya que nunca se confirma de dónde provenían ella y su madre– por lo que hacer este contraste con ambas culturas, más el elemento sorpresa que es constante durante toda la película, le dan un tono de intriga y suspenso inesperado en la cinta.

Ghost in the Shell cumple con los requi- sitos de ser una adaptación fiel al anime, ya que además de contar con buenas actuacio- nes y una fotografía excepcional –tomando en cuenta que parte es Nueva Zelanda y otra CGI– la historia nos envuelve en un mundo futurístico, mismo que hace pensar acerca del camino que debemos tomar con respecto a la tecnología y a los valores que incurren en nuestra sociedad.

BANNER CONTINÚA LEYENDO 168



comments powered by Disqus