Cuando la música cambió para siempre


Y gracias a Black Sabbath, lo negro comenzó a brillar.


POR Staff Rolling Stone México  



Por Miguel H. Zetter.

Si hablamos de décadas y momentos históricos en la música, es imperante mencionar todo lo irónico que sucedió en la década marcada por grandes pérdidas y al mismo tiempo por enormes apariciones. Por una parte, los años setenta fueron testigos de la muerte de Elvis Presley y de la separación de The Beatles; y después de que el movimiento hippie estuvo en su apogeo, parecía que el rock entraría en una especie de letargo por lo que se respiraba en ese momento. Pero el mundo estaba listo y el destino nos preparó para ver el nacimiento de cuartetos que pretendían subir una escalera al cielo, que describían humo en el agua y fuego en el cielo, que buscaban a alguien a quien amar o que de algo inexistente como “Blitzkrieg Bop” crearían un himno.

Pero hubo uno en particular que surgió de la clase más baja de Birmingham, Inglaterra llamado Earth en 1968 y que dos años después le cambió la cara al rock. Tony Iommi, Ozzy Osbourne, Geezer Butler y Bill Ward nunca estuvieron para esperar y mucho menos para respetar corrientes ni estilos; Black Sabbath empezó a expresarse a través de un enfoque musical distinto. Música más densa y oscura, que fuera en contra del mensaje de paz y amor de la época hippie.

BANNER CONTINÚA LEYENDO 162



comments powered by Disqus