Cuando los chicos malos reinan


‘Escuadrón Suicida’ redefine el “me asusta pero me gusta”.


POR Valeria Villegas  



Desde un parabús de la Ciudad de México, Harley Quinn incita con la mirada a los potenciales pasajeros, bat en mano, una seductora pero chiflada bomba de alta peligrosidad con coletas bicolor y tatuajes. Deadshot mira amenazador, dicen que donde pone el ojo, pone la bala, desde otro parabús, con un halo luminoso que invita a conocer el lado salvaje de los supervillanos convertidos en superhéroes.

Caminar por el lado bestia de la vida siempre ha sido más divertido y Escuadrón Suicida se perfila como una de las cintas más grandes del verano, expandiendo los confines del universo DC en pantalla. Inaugurando el ciclo con la muy discutida Batman v Superman: El origen de la justicia y dando seguimiento con la animada The Killing Joke, Warner se adentra en una empresa por demás ambiciosa: Reescribir personajes que han latido en el corazón de la cultura popular durante varias décadas, dándoles un cariz contemporáneo que tiene a los fans al borde del asiento por diversas razones.

BANNER 159




comments powered by Disqus