De la admiración a la inspiración


Ryan Gosling, Ana de Armas, Sylvia Hoeks y Denis Villenueve confiesan cómo vencieron sus perjuicios al participar en ‘Blade Runner 2049’.


POR Óscar Uriel  



Resulta extraño hablar de algo que no podemos comentar (ríe). Mira, lo que te puedo decir con toda seguridad es que esta película se trata de una labor de amor hacia la cinta original. Como todos lo tenemos entendido, Blade Runner es un hito en la historia del cine por lo que la misión de realizar una segunda parte fue un reto considerable. Algo que puedo ratificar es que la hicimos con mucho respeto hacia la primera película. Es una historia de detectives con una mezcla de film noir en donde nuestro protagonista es un policía oficial en Los Ángeles, California, quien sigue un caso en particular en este paisaje distópico de 2049”, admite un emocionado Denis Villeneuve al comienzo de nuestra plática pactada con el propósito de hablar de “esa pequeña” producción llamada Blade Runner 2049, probablemente el título cinematográfico más anticipado del año.

Aceptar realizar una segunda parte de lo que para muchos es una de las películas más alegóricas de la ciencia ficción, no es tarea sencilla. El sólo imaginar que Ridley Scott verá la continuación de su creación puede intimidar a cualquiera. Menos al realizador Denis Villeneuve, director de películas como Sicario, Prisioneros o La llegada, entre otros títulos.

Denis Villeneuve declaró que jamás habría podido hacer la película sin percibir la presencia de Scott, por lo que el realizador buscó al legendario director para dialogar sobre esta esperada secuela.



comments powered by Disqus