Desnuda el alma


Luego de recorrer con éxito los festivales del mundo, la cinta ‘Neruda’ relata, como si de un poema se tratara, la persecución del poeta chileno por un policía interpretado por Gael García Bernal.


POR Daniela Nuño  



El poeta perseguido, lectura latinoamericana obligada, aquel que escribió los versos más tristes de la noche, ése es Pablo Neruda, que ahora también se ha convertido en película, dirigida por Pablo Larraín y protagonizada por Luis Gnecco y el mexicano Gael García Bernal, quien también pareciera ha emprendido el camino de Neruda, uno en las letras y otro en el cine, pero ambos paradas ineludibles de la cultura latina.

“[Neruda] Es un escritor reglamentario para cualquiera que haya nacido en el mundo de habla hispana; es emblema de toda una generación de poetas alrededor del mundo, que se preocupó por temas políticos y al mismo tiempo combinaba la defensa de la alegoría, de la contradicción de la condición humana con la poesía misma, fue un idealista increíble y un militante, incluso miembro del partido comunista, hasta senador, y en su tiempo un observador intrínseco de la complejidades humanas en un tiempo interesante para la política del mundo”, señala Gael sobre Neruda, a quien dice leyó de niño, cuando en la escuela lo obligaron y en aquel entonces, no lo disfrutó tanto como ahora.

Ésta no es una biopic como tal, el director chileno Larraín, decidió mostrar el mundo de Neruda en apenas dos años en la vida del poeta; de 1947 a 1949, pero a su modo, como él lo leyó con poesía y contrastes entre la ficción y la realidad.

BANNER LEYENDO 166 165



comments powered by Disqus