Días de silencio


Cómo David Bowie se alejó… y regresó a todo volumen.


POR Staff Rolling Stone México  



bowie

Cómo David Bowie se alejó… y regresó a todo volumen.

Por Brian Hiatt.

Cuando el dolor asestó el golpe, David Bowie estaba cantando una canción titulada “Reality”. Era sólo un concierto más en una larga gira, que ahora lo traía a una calurosa arena en Praga, República Checa, una noche a finales de junio de 2004.

“Reality”, el título que daba nombre al disco que había estrenado el año anterior, era sobre encarar la mortalidad y dejar las ilusiones a un lado, y a los 57 años de edad, había estado ocupado haciendo justo eso. Estaba sobrio y había dejado de fumar. Estaba tomando medicina para reducir su colesterol y hacía ejercicio. Esa noche, como siempre, parecía no tener edad, lucía fuera de este mundo. Pero bajo el reflector, entonando líneas como “Now my death is more than just a sad song” –una referencia a sus versiones de “My Death” de Jacques Brel en la época de Ziggy Stardust– comenzó a sentir que le faltaba el aliento.

Bowie se apretó el pecho, dejando las últimas palabras en el silencio.

BANNER CONT 153




comments powered by Disqus