Intensa relación


Una charla con uno de los talentos cinematográficos y teatrales más reconocidos de nuestro país, Diego Luna


POR Staff Rolling Stone México  



Una charla con uno de los talentos cinematográficos y teatrales más reconocidos de nuestro país, Diego Luna

Diego Luna. Entre el teatro y el cine

Por José Juan Reyes
Fotos de Fernando Velasco

siego-2Diego Luna es el “Charolastra” más famoso por Y tu mamá también y futbolero de corazón por Rudo y cursi. Como director de cine, su compromiso es social por la biopic César Chávez, acerca de un líder chicano campesino en Estados Unidos.

A esa fama ahora se suma el trabajo en teatro, donde por primera ocasión interpretó un monólogo: Cada vez nos despedimos mejor, de Alejandro Ricaño, entrañable historia sobre una pareja que se niega a separarse, con la historia reciente de México como telón de fondo.

diego“Es muy grato que la gente me reconozca por las películas; el otro día me subí a un taxi y el chofer me dijo que la noche anterior había visto Rudo y cursi en la tele. Pero en teatro el reto es distinto, mucho mayor”, nos comenta sonriente. La charla nos lleva a profundizar en las razones por las cuales dedica toda su energía al trabajo escénico y fílmico, sin descuidar la relación con sus hijos. “Actuar en teatro o en cine, dirigir una película, son aspectos que me nutren de manera profunda. Montar el monólogo fue todo un reto, requiere de mucha energía. Pero me complace haberlo hecho, ha tenido un impacto muy fuerte en el resto de mis proyectos, pues me ayudó a decidir por dónde van mis reflexiones. La obra tiene como fondo acontecimientos importantes en el país, que van del terremoto de 1985 hasta las elecciones de 2006, así que también hay un recorrido por mi propia carrera. El proyecto de teatro llegó en un momento en el cual la vida me ha hecho madurar, tengo una mejor perspectiva gracias a la convivencia con mis dos hijos, por el trabajo en teatro o cine, como actor y director. Estoy convencido de que al madurar, tus relaciones se vuelven más complejas, el punto de vista cambia… hoy en día no puedo hacer lo mismo que hice hace cuatro años. Con el paso del tiempo, la vida se vuelve más compleja en términos emocionales, pero al mismo tiempo se simplifica, en mi caso por el amor que siento por mis hijos, lo cual nunca había sentido, esa conexión con ese par de seres que no se va a perder nunca”.


DESCARGA TU ROLLING STONE MÉXICO




comments powered by Disqus