Donde todo comienza


Crystal Fighters, habla sobre cómo integra su música a la inmensidad de la naturaleza en ‘Everything is My Family’


POR Michelle Angell  



Foto: Facebook Crystal Fighters

Con aire reflexivo, Sebastian Pringle se prepara para hablar de algo cercano a él, de su música, entorno, de su yo interno. Everything is My Family es el tercer álbum de estudio de Crystal Fighters, pero además de eso, refleja un camino rocoso que ha tenido que recorrer. Un pasaje en el que la poesía, la inspiración y la naturaleza se integran, uno donde todos somos familia. En su debut con Star of Love de 2010 y habiendo cambiado su alineación en repetidas ocasiones, la banda decidió alternar el enfoque de su prosa por uno mucho más positivo que el del año pasado. “Al inicio, nuestros shows en vivo y todo el espectro del grupo estaba inspirado por la poesía que escribía el abuelo de uno de nuestros amigos. Era muy dramático y nos encantaba mezclarle la música. Así fue como empezó y gradualmente hemos tratado de
crear un viaje sonoro distinto”.

Y es que a pesar de ser originarios de Londres, Inglaterra, poseen un secreto a voces con los encantos de Latinoamérica, una conexión llena de sensualidad y experiencia. “Simplecito”, el track que le da inicio al álbum fue grabado en Sudamérica. “Todos los días meditaba con dos maestros peruanos. Al comenzar cada sesión, decían una especie de rezo. El último día que estuve ahí me acerqué y les pedí si los podía grabar”. Al ponerle play se puede escuchar: “Abre las mentes, abre el espíritu del alma. A veces nos hace renacer”, recitan los expertos.

BANNER CONTINÚA LEYENDO 165



comments powered by Disqus