Tras la pista del rey beat


Dos filmes que reviven el interés por Jack Kerouac


POR Staff Rolling Stone México  



Dos filmes que reviven el interés por Jack Kerouac

En los circuitos del cine independiente, el año inicia con dos filmes que reviven el interés por la obra de Jack Kerouac, uno de los escritores más emblemáticos del siglo XX

Por: Mónica Isabel Pérez

“Tardamos 10 días en encontrar una máquina de escribir, hace muy poco hemos vuelto a trabajar en nuestros libros”, escribió Jack Kerouac en 1952, en una carta extensa dirigida a su mejor amigo, el poeta Allen Ginsberg. El llamado “rey de los beatniks” llevaba poco tiempo de haberse asentado en la casa de William Burroughs en la Ciudad de México y tenía muchos manuscritos pendientes.

Semanas más tarde, llegó una respuesta al 210 de la calle Orizaba, en la Colonia Roma:

“Querido Jack:
El manuscrito de On the road llegó hace unos días…
No creo que se publique así nunca, es tan personal, está tan lleno de lenguaje sexual y de referencias mitológicas nuestras que no sé si algún editor le encontraría sentido”.

A pesar del escaso optimismo de Ginsberg, On the Road se publicó en 1957. Sus monólogos internos, la rítmica, los viajes por Estados Unidos y México, donde el alcohol, las drogas y el sexo lo eran todo, transformó las letras norteamericanas.

Pero tuvieron que pasar 55 años para tuviera una adaptación fílmica. Dirigida por el brasileño Walter Salles, On the Road fue presentada sin éxito en el Festival de Cannes 2012. La respuesta de la crítica se resume en una frase de la revista Time: “Algún día alguien podrá hacer una película digna de On the Road. Salles no fue quien lo intentó”.

Sin embargo, la cinta llegó a los cines comerciales de dos ciudades de Estados Unidos este enero: Los Ángeles y Nueva York, las puntas de la mítica Ruta 66 que Kerouac recorrió a finales de los años cuarenta acompañado por sus amigos y una máquina de escribir.

Buena o mala, la película –que no dio a México el peso que merece– revive el interés por la generación beat en el mundo del cine y rescata de nuestra amnesia literaria frases como la icónica: “The only people for me are the mad ones…”.



comments powered by Disqus