‘Edén’


La talentosa Mía Hansen-Løve y su hermano recrean la circunstancia del esplendor del sonido electrónico de los años noventa


POR Staff Rolling Stone México  




La talentosa Mía Hansen-Løve y su hermano recrean la circunstancia del esplendor del sonido electrónico de los años noventa

Por Óscar Uriel

Génesis de la década de los noventa. La escena de la música electrónica pareciera prosperar para convertirse en el sonido predilecto de adolescentes y jóvenes, marco ideal para que los imberbes DJs emprendieran sus metéoricas carreras hasta convertirse en paradigmas de éxito de esa generación. La directora francesa Mia Hansen-Løve (realizadora de Goodbye First Love) nos regala una mirada íntima a ese preciso momento histórico teniendo como base las experiencias personales de su hermano Sven Hansen- Løve, con quien coescribió el guión de su más reciente filme titulado, de manera oportuna, Edén.

“Disfruté mucho el hacer esta película en conjunto con mi hermano. Sven, quien fue un célebre DJ de la escena parisina años atrás, no posee una opinión narcisista con respecto al french touch o a cualquier situación de su vida pasada, no juega con ese elemento fantasioso de cómo sucedieron las cosas. Es curioso porque cuando vemos en películas el retrato de esa época, por lo general se hace desde el punto de vista de alguien que ha ingerido éxtasis, una visión falaz con respecto a la libertad que proveía el momento, esa sensación de aparente albedrío que provocaba el tomar drogas en antros de música electrónica”, nos cuenta Hansen-Løve durante su gira promocional por festivales, justo cuando la directora arribó a la ciudad de Toronto para presentar su película.

DJs con rumbos contradictorios

Edén no es más que la recreación del momento de auge de la electrónica en Francia, contada desde lo intrínseco de su protagonista, Paul Vallée (Félix de Givry), un DJ que, paradójicamente, recorrerá el mismo camino del célebre dueto Daft Punk, pero cuyo destino tendrá resultados distintos a los de la popular pareja emblemática del sonido. Digamos que no todos los involucrados detrás de las tornamesas corrieron con la misma suerte.

BANNER CONT 1145




comments powered by Disqus