¿El “caballo negro” para el 2018?


José Antonio Meade, fuerte candidato presidencial.


POR Staff Rolling Stone México  



Por Juan Manuel Becerril de la Llata

En el cierre de la definición del candidato priísta para contender en la próxima elección presidencial, cada vez se ha dejado sentir más en ese partido político y la sociedad civil un nombre que muchos perfilan como el auténtico “caballo negro”, capaz de darle pelea al candidato puntero al día de hoy, que sin duda alguna es Andrés Manuel López Obrador. Parece ser que un sector fuerte del PRI y de la Presidencia han leído bien el escenario actual y saben que su única posibilidad de ser competitivos en esta elección, es con un candidato que parezca todo menos político tradicional. Bajo ese tenor, se han ido descartando la mayoría de precandidatos y a su vez ha surgido un nombre con más fuerza no sólo dentro de la estructura priísta, sino principalmente en la sociedad civil.

Sus amigos le dicen “Pepe” a este político mexicano, que a pesar de su edad no mayor, cuenta con una larga trayectoria en el servicio público, habiendo logrado algo muy poco común en la política nacional, que es el repetir como Secretario de Estado en dos sexenios diferentes y además de partidos gobernantes distintos. Así, dicho funcionario puede presumir haber tenido la titularidad de cuatro carteras distintas (Secretaría de Hacienda y Crédito Público en un par de ocasiones, Secretaría de Relaciones Exteriores, Secretaría de Desarrollo Social y Secretaría de Energía), junto a la Dirección General de dos instituciones financieras gubernamentales como lo son Banrural y Financiera Rural. La complejidad en el manejo de esas ramas nos hablan de un personaje no sólo diestro en las habilidades políticas, sino de operación técnica para haber incursionado y ser reconocido por su desempeño en todas ellas.

De preparación académica quizá sea el que presenta las mejores credenciales en la baraja nacional: doblemente graduado como abogado por la UNAM y economista por el ITAM, presume en su haber un Doctorado en Economía por una de las escuelas más importantes del mundo, la Universidad de Yale, que se ufana de ser miembro de la famosa Ivy League. Se le reconoce a su vez como catedrático universitario y es autor de algunos libros. La afamada revista Foreign Policy lo ha reconocido como uno de los 500 personajes más influyentes del mundo.



comments powered by Disqus