El Dulce Triunfo de Jeff Bridges


Gracias a su conmovedora interpretación de un cantante de country acabado en ‘Crazy Heart’, el vaquero zen de Hollywood ha obtenido finalmente lo que se merece, aunque se sigue tomando todo con calma…


POR Staff Rolling Stone México  



Gracias a su conmovedora interpretación de un cantante de country acabado en ‘Crazy Heart’, el vaquero zen de Hollywood ha obtenido finalmente lo que se merece, aunque se sigue tomando todo con calma...

Por Fred Schruers

2009_crazy_heart_006Gracias a su conmovedora interpretación de un cantante de country acabado en ‘Loco corazón’ (‘Crazy Heart’), el vaquero zen de Hollywood ha obtenido finalmente lo que se merece, aunque se sigue tomando todo con calma.

En diciembre pasado, Jeff Bridges cumplió 60 años de edad, aún se parece bastante a su personaje más celebrado, The Dude de ‘El Gran Lebowski’. Incluso ostenta algo de la actitud despreocupada de éste. Ahora ha perdido algunos de los kilos que tuvo que aumentar a fin de interpretar a Bad Blake, la estrella de música country en la película ‘Loco corazón’.

El pelo erizado y la barba crecida que Bridges portó en la cinta siguen intactos, pero sus llamativos ojos azules son tan intensos que podrían distraer a cualquiera. Tan relajado como puede ser, Bridges lo pensó mucho antes de permitir que un visitante invadiera efímeramente el complejo habitacional de su familia (una casa de madera, ubicada en algún bosque de Montana).

crazy-heart1Manteniéndose apartado del peculiar brebaje orgánico, el actor pone a hervir una bebida vitamínica y poco después toma un largo trago. Como el alcohólico Bad Blake, el cantante country y personaje principal de Loco corazón, Bridges aparece rugoso y panzudo, un hombre-oso bastante irritable. Aunque su personaje también puede ser encantador, hipnótico sobre el escenario y sumamente convincente.

La música, que por lo demás constituye una de las más importantes contribuciones a la autenticidad de la película, fue confeccionada a lo largo de varias sesiones coproducidas por T Bone Burnett y por Stephen Bruton, el hado fallecido y muy llorado por tanta gente. Las canciones tienen como punto de partida un lema: “Mientras más dura es la vida, más dulce es la canción”; todo ello cantado por Bridges, quien posee una voz como un zumbido emanado de las profundidades de su ronco pecho. “Hemos tocado juntos a lo largo de tres décadas”, dice Burnett, “así que ya estaba al tanto de la potencia de Jeff como cantante, guitarrista y ejecutante. Él no suele dirigirse a los lugares conocidos y yo sabía que no convertiría nada de esto en un cliché”.

Crazy-Heart-11Bridges ha comentado que el director y escritor de Loco corazón, Scott Cooper, le recomendó que moldeara su personaje como si éste fuese un quinto miembro imaginario de los Highwaymen, junto con Johnny Cash, Waylon Jennings, Willie Nelson y el viejo camarada del actor, Kris Kristofferson. “La clase de actuación que me agrada es aquella en la que resulta imposible vislumbrar la maquinaria interior”, asegura Bridges. “En la vida real, la gente no se desvive por mostrar sus sentimientos cuando demuestran algún afecto, es por accidente. Luego lees en los periódicos que tu actuación ‘no es más que una mierda emanada por un tipo necesitado de catarsis’. La emotividad que generarás en el público no tiene que parecerse a lo que tú mismo estás sintiendo”.

CONTENIDO MARZO-2



comments powered by Disqus