El largo y extraño viaje de MGMT


De cómo el dueto psicodélico perdió la razón mientras realizaba su tercer álbum.


POR Staff Rolling Stone México  



De cómo el dueto psicodélico perdió la razón mientras realizaba su tercer álbum.

De cómo el dueto psicodélico perdió la razón mientras realizaba su tercer álbum.
Por Alex Morris

No hace mucho tiempo, algo extraño comenzó a suceder en la cabeza de Andrew VanWyngarden de MGMT. Estaba en Nueva York con Ben Goldwasser, grabando su tercer disco (bajo el título MGMT, lanzado el 17 de septiembre) en una rústica habitación rodeada de teclados, máquinas de percusiones y secuenciadores, trabajando 12 horas al día durante varias semanas.

“Me sucedían cosas extrañas cuando estaba ahí”, recuerda el cantante. “A ratos tuve bloqueos mentales”. ¿La solución? “Pensé, ‘Voy a la tienda, y si están poniendo gatitos en adopción, me voy a llevar uno’”. Acto seguido, me muestra en su teléfono una foto del gato en cuestión.

Desde sus primeros toquines en un dormitorio universitario en Wesleyan University, VanWyngarden y Goldwasser nos han deleitado con una excéntrica actitud con respecto al estrellato y la fama. Incluso, en 2006, les tomó varias semanas decidir si firmarían con Columbia Records después de que la disquera les hiciera una oferta.

“Lo tomamos como una broma, así como casi todo en ese momento”, cuenta Goldwasser, quien se tomó una pausa de la música para trabajar en el ramo de la construcción por un tiempo. “Estábamos un tanto asustados”, admite VanWyngarden. Así que cuando al fin firmaron el contrato, les tomó un tiempo hacerse a la idea de ser parte activa del negocio musical. “Hay tantos músicos que tienen una visión comercial sobre todo”, comenta Goldwasser. “Eso me asquea. Concebir la música como un simple producto, incluso convertirla en una marca. Jamás habíamos pensado en la música de ese modo”.

Fue entonces que llegó la apática respuesta del público hacia su extraño y artístico segundo LP, lanzado en 2010 bajo el título de Congratulations. “Si quieres saber cómo lucen las personas más incómodas del mundo”, comenta VanWyngarden, “Basta ver nuestras entrevistas en la alfombra roja de los Grammys en 2010”.



comments powered by Disqus