El momento de Mitski es ahora


La rockera indie con el corazón roto –favorita de Lorde– entra al reflector del pop y acepta la felicidad.


POR Staff Rolling Stone  



Foto: Bao Ngo / cortesía Mitski

Por Rebecca Haithcoat

Al crecer en una familia que se mudaba con frecuencia debido al trabajo de sus padres –de Japón a Turquía, China, República del Congo y otros países–, Mitski Miyawaki pasó mucho tiempo de su adolescencia perdida en un sueño. “Estaba mucho en autos, viendo por la ventana”, cuenta Mitski mientras se mueve por el tráfico de Los Ángeles.

“Me entretengo sola, creo historias en mi mente. Ahí es donde probablemente me ocurrieron muchos contratiempos y malentendidos como adolescente”. Uno de los más peligrosos tuvo que ver con su ambición en iniciarse en la industria de la música. Como muchas jóvenes, se obsesionó con las dietas y el ejercicio. Recuerda que pensaba: “Si soy hermosa, entonces me descubrirán y podré cantar”. Afortunadamente, la juventud desconsolada de ahora tiene a Mitski para que les enseñe cómo ver el mundo con más claridad.

La cantautora de 27 años, conocida por sus aplastantes e indiferentes letras y sus distorsionados acordes de guitarra, se ha vuelto una heroína para una generación de mujeres que crecieron en internet. Sus primeros álbumes, Bury Me at Makeout Creek de 2014 y Puberty 2 de 2016, están llenos de observaciones que suenan sinceras para cualquiera con sentimientos frenéticos. “One morning this sadness will fossilize/ And I will forget how to cry… I will go jogging routinely/ Calmly and rhythmically”, canta en “Fireworks” de Puberty 2.

Temas esenciales:

“Townie” (2014)
Una ráfaga de sentimiento post-adolescencia: “I want a love that falls as fast as a body from the balcony”.

“Your Best American Girl” (2016) 
Esta tormentosa despedida de una relación que se terminó por diferencias culturales es la canción distintiva de Mitski.

“Nobody” (2018)
Un chapuzón en disco cool y seductivo.



comments powered by Disqus