Elton John: Mi vida en 20 canciones


Elton John. Su vida en 20 canciones, por Cameron Crowe


POR Staff Rolling Stone México  



Elton John. Su vida en 20 canciones, por Cameron Crowe

De Reginald Dwight a la sensación pop en tecnicolor, de ahí a su rehabilitación y su nuevo comienzo: Elton se transforma en su propia guía a fin de recorrer su carrera de cabo a rabo.

Por Cameron Crowe

¿Te importaría mucho si subo el volumen? Es temprano por la mañana en Las Vegas, y la luz del Sol inunda el condominio que funge como el hogar de Elton John durante esta última temporada de conciertos en el Caesars Palace; temporada que forma parte de una estancia conocida como “El piano del millón de dólares”. Ataviado con una bata de tela de toalla se dirige hacia el estéreo como si fuese un atleta, las mangas flanqueándole y meciéndose armoniosamente. En pocos segundos alista The Diving Board, su más reciente álbum, como si estuviéramos a punto de enfrascarnos en combate.

Muchos de los que han pasado el último año y medio de sus vidas trabajando en una grabación, estarían más que dispuestos a abandonar la habitación en ese instante, con el propósito de permitir que el oyente se sumerja en su propia experiencia. No así Elton, cierra los ojos y te acompaña mientras escuchas. Y sí, la música suena a todo volumen.

Este disco refleja una modificación a las reglas del juego. Los espacios han sido administrados juiciosamente, la música es sofisticada y profundamente personal. Llámalo si te place el Sketches of Spain de Elton John, porque, tal y como ocurrió con Miles Davis, esto no es más que el descubrimiento, en lo más profundo de una carrera de una voz novedosa, creativa, cosmopolita.

Cierra sus ojos mientras escucha los temas incluidos en The Diving Board, su pierna rebota, la cabeza captura los ritmos. Podrías incluso olvidar que éste no es su primer álbum –de hecho– se trata del treintavo. Y esta vez, todo comenzó siendo la grabación de un trío, producida por T Bone Burnett. La primera tanda rebosaba canciones relajantes y prometedoras. Una segunda sesión, impulsada por los inspirados versos recientemente escritos por su longevo colega Bernie Taupin, consiguió que el disco se adentrara en aguas mucho más profundas. El sentimiento que permeó la atmósfera se parecía mucho al que domina las primeras grabaciones realizadas por Elton, cuando su banda era precisamente un trío en llamas, cuya cúspide no fue otra que el disco en vivo 11-17-70. Pero, hoy en día, la voz de Elton resuena mucho más; las canciones repican gracias a la experiencia de una vida repleta de altibajos épicos y estabilizaciones sorprendentes. A los 60 y pico, finalmente es padre de dos niños, un hombre de familia y un artista incansable.

Haciendo nuestro el espíritu de la naturaleza intimista de su disco más reciente, decidimos reunirnos unos meses más tarde a fin de construir una lista con los temas que le han movido más. Repasando todas sus grabaciones, Elton escogió los temas –y no necesariamente los éxitos– que actualmente significan todo para él.

“Empty Sky”. Empty Sky 1969
Una gran canción de rock & roll. La amo tanto que podría morir por ella. Recuerdo haber grabado las voces en la escalera a fin de obtener el eco que puedes escuchar, en un minúsculo estudio londinense. Su creación ocurrió brillantemente y aún suena muy bien. Para los pianistas es muy difícil componer una canción de rock & roll. Y este tema sonaba como una canción de The Rolling Stones. Pensé: “Puedo con el paquete”.

“Your Song”. Elton John 1970
Es una canción perfecta. Mejora cada vez que la canto. Recuerdo que la compuse en el departamento de mis padres, en el Norte de Londres. Bernie me entregó la letra, yo me senté al piano, leí los versos; me tomó 20 minutos y cuando terminé le llamé. Yo tenía 22 años, él 19, y la canción nos infundió una confianza increíble. En términos musicales, “Your Song” nos había permitido avanzar muchísimo. Y conforme envejezco, caigo en la cuenta de que mientras más la canto, más resuenan los versos en mi interior.

“Come Down in Time”. Tumbleweed Connection 1971
Me apasiona lo melancólico, adoro la tristeza. Me encanta escribir canciones tristes. Esto no implica que yo sea una persona infeliz –de ninguna manera– pero estos temas me afectan. Dylan, Joni Mitchell, Neil Young han compuesto cantidad de cosas así. Peter Gabriel, “Don’t Give Up”. Son las canciones que me han acompañado toda la vida y cuando logras componer algo parecido, ¡se siente tan bien! Si por mí fuera ¡me dedicaría a componer esas tonterías todo el tiempo! Amo “Come Down in Time”.

“Burn Down the Mission (incluyendo “My Baby Left Me/Get Back”)”. 11-17-70 1971
La primera transmisión en vivo desde un estudio y a través de una estación en FM, con 300 invitados, entre ellos, Mary Travers. Todos estábamos en el estudio con nuestros audífonos, como si nos dispusiéramos a grabar un álbum, aunque en realidad estábamos tocando en vivo. No hicimos más que improvisar y la sesión de 18 minutos incluye la mejor batería, bajo y piano jamás grabados por mí. Personalmente, no paraba de evolucionar. En lo musical, Reg Dwight se había marchado. En cuanto cambié mi nombre por el de Elton John, me transformé completamente en Elton. Reg seguía ahí como una persona y esto me ocasionó algunos problemas más adelante, porque mi vida privada no podía seguirle el paso a mi vida profesional. Fuera del escenario, yo seguía siendo el mismo chico tímido y retraído. Pero sobre el escenario sentía plena confianza. Acababa de visitar Estados Unidos, conocí a gente que adoraba, me presentaron a Neil Diamond, The Band, Dylan y Leon Russell. George Harrison y otros me enviaban telegramas: “Lo que haces es fantástico”. Esto me insufló una gran confianza.



comments powered by Disqus