Enlace de universos


A pesar de los evidentes guiños a los elementos nostálgicos del universo de hechicería, ‘Animales fantásticos. Los crímenes de Grindelwald’ promete abordar asuntos nunca antes vistos en el mundo creado por J.K. Rowling.


POR Óscar Uriel  



Foto: cortesía de Warner Bros. Pictures

Es una entrega mucho más sombría que la primera película, en esto todo el reparto de Animales fantásticos. Los crímenes de Grindelwald está de acuerdo. “Recuerdo perfectamente cuando salía un nuevo libro de la saga de Harry Potter o una película basada en ellos, todos decíamos: ‘Es mucho más oscura que la anterior’ pero en este caso sí es verdad y temo que así sucederá con las próximas producciones”, comenta un emocionado Eddie Redmayne en entrevista exclusiva sobre la esperada secuela del éxito cinematográfico que pertenece al particular universo de Harry Potter.

La inquieta J.K. Rowling y Warner Bros. no quisieron dejar pasar la oportunidad de continuar indagando en el fantástico mundo creado alrededor de la magia y sus coloridos personajes por lo que en 2016 estrenaron Animales fantásticos y dónde encontrarlos, una especie de precuela que contextualiza (de manera brillante) a los seguidores de Harry Potter en el mundo de la magia, previo a las aventuras del pequeño hechicero que conquistó a los lectores.

Esta serie de producciones nos presenta amados personajes ya conocidos en los libros de Rowling pero en otra etapa de sus respectivas vidas. “Digamos que es una versión de Dumbledore mucho más joven que la que estamos acostumbrados a ver en las películas. Es un personaje con una fuerte dosis de picardía y quien es capaz de hacer una que otra travesura porque aún es joven. Hay que recordar que dos grandes legendarios actores lo han caracterizado en el pasado por lo que el compromiso con los fans es muy grande. Lo que me gusta de la historia de esta secuela es que se entabla una amistad muy particular entre él y Newt Scamander (Eddie Redmayne) a pesar de que es su discípulo. Dumbledore reconoce la virtud en Newt de poder tomar las mejores decisiones en momentos críticos, de comportarse de la mejor de las maneras y de ponerse del lado correcto. El maestro confía en él porque en muchas circunstancias él no puede involucrarse”. “Tenemos suerte de que nos caemos muy bien porque pasamos mucho tiempo juntos en espacios muy reducidos por cuestiones de diseño digital. Y también los nuevos integrantes del reparto se han adaptado muy bien a nuestro ambiente y sentido del humor. Esto es básico en una película con estas características”, dice Jude Law, quien se integra al reparto en el amado rol del futuro director de Hogwarts.

Law fue seleccionado de entre un grupo de renombrados intérpretes quienes fueron considerados por los productores para realizar esta caracterización, sin embargo, fue la misma Rowling quien eligió a Law para la encomienda. “Es un gran privilegio formar parte del universo de Harry Potter. Vivimos en un mundo en donde las franquicias son dominantes en el ámbito del entretenimiento y las películas destinadas para ser disfrutadas por toda la familia son la columna vertebral del cine de divertimento. ¡Imagínate ser miembro de esta saga! Sinceramente creo que se trata de la mejor de todas porque tiene elementos de humanidad en un mundo irreal creado por J.K. Rowling, y sin embargo, jamás se es condescendiente con el espectador.  Creo que todo se resume a un asunto de personajes. La autora no tiene una necesidad económica como para seguir creando alrededor de estos roles salvo esa exigencia personal de seguir brindando historias para su legión de seguidores. Es un enorme orgullo ser parte de todo esto”, añade Law quien sin duda es un intérprete acostumbrado a laborar en producciones de este calibre, por lo que su incorporación se sintió de manera orgánica.

La presencia consumada de Johnny Depp como el villano Gellert Grindelwald es otro de los elementos atrayentes en esta secuela. Aunque el actor habría hecho una fugaz participación en la película anterior, es hasta en esta producción cuando se devela la rivalidad con Dumbledore de manera patente. Depp aceptó participar en estas producciones aún sin haber leído los guiones, pues su entusiasmo por los libros de Harry Potter era motivo suficiente para ingresar al universo de Rowling.

“Lo de Johnny Depp fue una sorpresa para todos. En la primera película, realizamos algunas secuencias en donde el personaje aparecía pero cuando las rodamos, él no estaba. Así que imagínate nuestra sorpresa cuando nos enteramos que estaba en la producción. Lo que recuerdo de su presencia en el rodaje era que cuando Johnny se encontraba en el set, todos guardábamos un completo silencio y simplemente observábamos su interpretación. Es un actor con toda la experiencia y una estampa espectacular. Simplemente es fantástico en la película, el público va a estar de acuerdo con esto. Ya verán”, comenta Katherine Waterston, quien caracteriza a Tina Goldstein y quien admite tener una admiración particular por Depp.

La polémica no ha estado exenta en esta producción. En algún momento Rowling expresó abiertamente que Dumbledore (Law) era gay y que su áspera relación con Grindelwald (Depp) tenía que ver con una íntima relación en el pasado que se habría deteriorado, sin embargo, el director David Yates aseguró que esto no se tocaría en la película por lo que varios fans y seguidores de la saga manifestaron su descontento a través de redes sociales acusando a los productores de cobardía. Jude Law se refiere al respecto: “El asunto se tocará de una manera mesurada en esta película. No quisimos acentuar el asunto de la sexualidad porque no queremos que este tema sea predominante en la historia. Simplemente se trata de las preferencias sexuales de algunos personajes, nada más. Todo está tocado de una manera muy fina. J.K. Rowling se ha comprometido en explorar esta cuestión de una manera más amplificada en próximas películas [el proyecto está considerado para ser cinco películas en esta etapa]”.

Otro de los misteriosos personajes que se desarrollan en esta entrega es el de Leta Lestrange, joven bruja quien tiene un rol preponderante dentro de la trama y cuya relación con Newt Scamander es trascendental. “Eddie fue fantástico en todo el pro- ceso de casting para la película porque no fue fácil quedarse con el personaje. Crecí leyendo las novelas de Harry Potter, de hecho fue el primer libro que le pedí a mi mamá que me comprara. Jamás olvidaré la sensación de entrar al foro para rodar en Hogwarts y ver a cientos de jóvenes con sus uniformes y sus lechuzas en jaulas. Me dieron ganas de llorar. Siento que esto es lo que provoca J.K. Rowling entre sus lectores, vivir en un mundo alterno a través de sus libros creando lugares en donde el público pueda sentirse embelesado por lo que acontece”, declara Zoë Kravitz.

Finalmente, de acuerdo con los protagonistas, esta cinta promete ser uno de los viajes más sintomáticos en la historia de la comunidad mágica, una incertidumbre que sólo J.K. Rowling puede crear alrededor del mundo de la magia.



comments powered by Disqus