Entre pasaportes y melodías


Desde Melbourne, Australia, Alex Lahey presentó ‘I Love You Like a Brother’.


POR Michelle Angell  



Foto: Ian Laidlaw / Facebook Alex Lahey

Hace poco más de 10 años, Alex Lahey se sentaba a componer canciones en la sala de su casa en Melbourne, sin imaginar que un día, aquellas melodías se convertirían en producciones de estudio. “Escribir siempre ha sido algo mandatorio para mí. Siempre he sentido que mi cerebro me pide a gritos sacar todas esas frases para crear algo nuevo que me dé paz”, dice la australiana. A sus 25 años, su vida no ha parado de cambiar desde el día que consolidó su carrera profesional. El camino de un artista nuevo se traduce en pasaportes, boletos de avión, un escenario diferente cada noche y pocas horas de sueño. “Salir de gira y que la gente te conozca es crucial para alguien que pretende hacerse de un lugar en la escena. De hecho, mi disco, I Love You Like a Brother, fue grabado entre giras, bueno, cuando teníamos tiempo”, asevera la cantante entre suspiros y risas honestas.

Empacar tu vida en una maleta no es cosa fácil. Para Lahey significó transformar su manera de hacer las cosas, ahora tendría que encontrar el tiempo para escribir, hacerlo bajo presión, aprender a relajarse. “En realidad, yo no quería grabar un álbum, yo sólo quería que la gente escuchara lo que tenía que decir a través de mi música, pero al trabajar con personas que te ayudan a que ese sueño se convierta en tu vida, debes de estar abierta al cambio. Fue deslumbrante para mí, me daba miedo no poder hacerlo, pero una vez que acepté el siguiente reto, pude salir adelante y llegar hasta el final”.

Alex firmó su contrato con la disquera Dead Ocean Records en enero de 2017, entre EPs e ideas frescas, concretó un LP de estudio que presentó con plenitud. Al seguir el paso del álbum, I Love You Like a Brother, es fácil verse seducido por el sonido garage de las guitarras, descuidado pero conciso, la línea de bajo insistente y la voz dulce que escupe verdades a medias; el ritmo pegajoso que te hace bailar. “Backpack”, “I Haven’t Been Taking Care of Myself” y “Awkward Exchange”, muestran la calidad lírica que posee la australiana, en las que habla de todo tipo de relaciones: amorosas, amistosas y la más importante, su relación con ella misma. “De pronto tu capacidad de amar se deteriora y necesitas empezar de nuevo. Es el círculo de la vida”, apunta Lahey.



comments powered by Disqus