Música original en contra de los límites creativos


Aleks Syntek ha atravesado por etapas de constante cambio y madurez que plasma en todas y cada una de sus producciones.


POR Staff Rolling Stone México  



Aleks Syntek ha atravesado por etapas de constante cambio y madurez que plasma en todas y cada una de sus producciones.

>Aleks Syntek nos deja ver un constante trabajo y preocupación por el futuro de la música y los niños de nuestro país.

Por Zazil Cabada

Compositor, padre entregado, creativo músico y un ser humano con un gran corazón. Aleks Syntek es un talento mexicano que día a día se preocupa por producir contenidos de calidad y por devolver un poco de los beneficios que han traído consigo los frutos de su trabajo. A lo largo de su carrera, Syntek ha atravesado por etapas de constante cambio y madurez que, evidentemente, plasma en todas y cada una de sus producciones.

En esta etapa se encuentra aún en la gira del material Syntek + Syntek , mismo que ha alcanzado disco de oro en ventas y el cual define como el regreso a sus orígenes. “Crecí bajo la filosofía y estética de los años ochenta. Hasta ahora no la he perdido. El último disco tiene toda una influencia de los grupos new wave que me alimentaron el amor por la música y la pasión en la década. Incluso desempolvé alguno de mis viejos sintes”, afirma el canta autor.

En estos tiempos, en los que la industria musical vive continuos espasmos creativos, Syntek ha sabido mantener su camino y estilo. Ha adaptado su música a los cambios de la vida misma, sin dejar de darle el toque que desde sus inicios lo caracteriza. “Siento que mi disco es valiente, un disco propositivo, me fui a la médula espinal de mis raíces, aunque los primeros lugares en venta sean sólo versiones de éxitos pasados. De artistas que respeto y que quiero mucho, pero más allá de que sea una crítica musical, debo recalcar que me sorprende que la gente vote por dejarnos fosilizados en lo mismo y no nos permitan hacer nueva música.

Esto viene de estrategias de managers y disqueras que te aprietan y asfixian hasta que te hacen ceder. Agradezco mucho a mi disquera y a mi manager por confiar en mí, en mi trabajo y que me hayan permitido hacer ‘mis huevos al gusto’, y sacar un disco en un momento en el que ‘el horno no está para bollos’, como diría mi abuela”, dice Aleks, quién al mismo tiempo señala estar preocupado por el futuro musical, ya que hoy en día cuesta encontrar propuestas originales, musicalmente hablando. “Desgraciadamente existe el síndrome de te tienes que parecer a alguien más. Creo que en México está empezando a surgir esa consciencia. Mucho lo han logrado los grupos indie, más que aquellos firmados en disqueras grandes”.



comments powered by Disqus