Al final de la fiesta sabrás quién es Carrie


Chloë Grace Moretz y Julianne Moore nos hablan sobre el desafío de reinterpretar ‘Carrie’, un clásico del cine de horror.


POR Staff Rolling Stone México  



Chloë Grace Moretz y Julianne Moore nos hablan sobre el desafío de reinterpretar ‘Carrie’, un clásico del cine de horror.

Por Óscar Uriel

¿Cómo suprimir de la memoria las indelebles y macabras secuencias de Carrie de Brian De Palma? Aquella cinta de horror setentera protagonizada por Sissy Spacek, un filme de terror psicológico situado en una preparatoria, en donde una extraña estudiante enfrentaba el acoso de sus compañeros y de su propia madre, a la par que descubría sus poderes de telequinesis.

Ahora se estrena una versión diseñada para que las nuevas generaciones conozcan la siniestra y conmovedora historia de Carrie, basada en una de las mejores novelas del prolífico Stephen King. La realizadora Kimberly Pierce ocupa la silla del director, mientras que Julianne Moore y Chloë Grace Moretz son las actrices elegidas para interpretar a la madre e hija en este memorable relato.

“Me considero fan de la cinta original y evidentemente la vi en varias ocasiones cuando se estrenó hace tiempo, pero cuando supe que estaría involucrada en este proyecto definitivamente, decidí no verla de nueva cuenta. Trabajé específicamente a partir de lo que ofrecía el libro, aunque hay imágenes de la cinta que dejan una huella en tu memoria que son casi imposibles de borrar”, comparte con nosotros Julianne Moore en una charla exclusiva que sostuvimos con la intérprete hace algunos meses. La galardonada intérprete expresó las razones por las cuales decidió participar en un remake. El cual, invariablemente, provocó de manera casi instantánea incertidumbre entre los seguidores de la cinta original una vez que se anunció.

Más que una historia de terror o de bullying escolar, Carrie es un relato acerca de la compleja relación entre una posesiva madre (Moore) y su introvertida hija (Moretz). La maternidad es algo que compete a Moore, pues es madre de dos niños a punto de entrar a la conflictiva etapa de la adolescencia. “Comparados con Carrie, la verdad es que mis hijos han sido un encanto”, nos dice entre risas Moore. “Por lo general siempre existe algo de drama alrededor de esa época tan complicada como lo es la pubertad. Mi hija tiene apenas 11 años, probablemente me preocupe más ella, por el hecho de que es una chica. Creo que lo único que puedes hacer como padre de familia es que tus hijos tengan la confianza de venir a casa y que te cuenten todo lo que les sucede. La sensación de aislamiento en ese periodo es lo que puede hacerles tanto daño. Mi hija me cuenta todo por ahora, pero te repito, sólo tiene 11 años”, agrega Moore.

Irrebatibles serán las comparaciones entre la Carrie de Brian De Palma y esta revisitación dirigida por Kimberly Pierce, directora con sólidas credenciales gracias a cintas como Los muchachos no lloran y Stop Loss. Moore tendrá que competir con el recuerdo que dejó Piper Laurie en la versión de 1976, el prototipo de la matriarca inflexible.

“Debes ser un tanto estricta. Considero que la labor de cualquier padre de familia es la de crear ciertas reglas a seguir en casa y que tus hijos las conozcan perfectamente. Se trata de implementar un sentido de seguridad en el hogar a través de ellas. Tus hijos no son adultos aún y hay que tratarlos como los niños o adolescentes que son”, añade la actriz, quien en su momento tuvo que contender por este personaje, ya que Jodie Foster fue considerada por los productores para encarnar el personaje de Margaret White.

El hecho de que la realizadora de esta versión sea una mujer no hace diferencia para la actriz. Según Moore, Pierce es amiga cercana de Brian De Palma, por lo que en todo momento la película tuvo la aprobación del célebre director. “No podría asegurar que es una cuestión de género, no creo que las películas deban etiquetarse considerando si fueron dirigidas por un hombre o una mujer. Creo que aquí lo importante es que se trata de una realizadora con un punto de vista claro, que proviene de hacer cintas no comerciales ni por encargo. Además ella es amiga de Brian De Palma, tiene una relación cercana con él, por lo que tuvo la oportunidad de intercambiar puntos de vista, eso es algo muy valioso”.

¿Qué sucede cuando un actor se enfrenta a un personaje ya interpretado en un memorable filme? ¿Qué pasa cuando la historia está basada en un exitoso best seller de la autoría de uno de los escritores mas populares? “Es básicamente el mismo proceso. Cuando no se trata de material original y existen películas o textos alrededor del mismo, trato de retraerme un tanto y realizar una creación a partir de mis instintos e investigación, ¿me entiendes? En este caso teníamos el libro de Stephen King colmado de información y escrito de una manera espléndida, por lo que traté que esa fuera mi fuente exclusiva de inspiración”, finaliza la actriz.

De ‘Kick Ass’ a la protagonista de Stephen King

Chloë Grace Moretz pertenece a esa generación de jóvenes actrices en donde están incluidas Shailene Woodley y Lily Collins, entre otras. Intérpretes que tienen el privilegio de escoger entre distintos proyectos, ahora que parece que Hollywood produce exclusivamente para el público adolescente. Grace Moretz se ha separado del resto de sus contemporáneas al elegir cintas contradictorias, que van desde su notable caracterización de Hit Girl en las películas de Kick Ass, hasta su intervención en Dark Shadows; en otras palabra, Grace Moretz representa a la perfecta Carrie.

“Por supuesto que vi la película original. Es una de las cintas icónica de terror. Es realmente brillante y creo que De Palma hizo un trabajo extraordinario. Me gusta mucho lo que Kimberly hizo en esta versión porque es muy nuestra. Es mucho más oscura y retorcida, puesto que se enfoca exclusivamente a esa relación enferma entre una madre y su hija”, confiesa la joven actriz.



comments powered by Disqus