La inquieta y nueva vida de Conor Oberst


Una plática con Conor Oberst sobre su emotivo y último disco, ‘Upside Down Mountain’.


POR Staff Rolling Stone México  



Una plática con Conor Oberst sobre su emotivo y último disco, 'Upside Down Mountain'.

El otrora chico maravilla tiene un nuevo álbum, pero la paz interior es más difícil de conseguir

Por Patrick Doyle

“É sta es bastante mala”, dice Conor Oberst, sentando en la sala de control del estudio Blackbird en Nashville, donde se encuentra seleccionando los tracks para su nuevo disco solista. Mueve nerviosamente la pierna con “You Are Your Mother’s Child”, una balada en la que imagina criar a un hijo, desde los disfraces de Halloween hasta el traje de graduación. Oberst parece levemente avergonzado por líneas como “Tears will dry if you give them time/Life is a roller coaster, keep your arms inside”, pero un amigo lo insta a no desechar la canción. “Lo pensaré”, responde. “Siempre tiendo a letras más oscuras. A veces es agradable tener un poco de alegría”.

De hecho, esa balada sí se quedó en Upside Down Mountain, un LP con influencias del folk de los años setenta que es considerado como uno de los mejores trabajos de Oberst en años. “Cuando la escuché por primera vez, lloré”, cuenta su amigo Jim James, acerca de “You Are Your Mother’s Child”. “Es una mirada alocada y bella sobre todo el proceso de la vida”.

La canción destaca lo lejos que Oberst, de 34 años, ha llegado desde hace una década, cuando su prolífica producción con Bright Eyes y otros proyectos fueron un desgarbado diario abierto de sufrimiento, depresión, paranoia, abuso de sustancias y autolesión. Aquellas canciones fueron un éxito con críticos y adolescentes vulnerables por igual, ganándose muchas etiquetas como: Ídolo emo, niño maravilla del indie rock, el nuevo Dylan. Oberst le resta importancia a ese periodo de su vida. “Ya no me identifico con mucha de aquella música”, cuenta.


DESCARGA TU ROLLING STONE MÉXICO




comments powered by Disqus