La música del desierto


Josh Homme, líder de Queens Of The Stone Age, hace un viaje a lo más oscuro de su corazón


POR Staff Rolling Stone México  



Josh Homme, líder de Queens Of The Stone Age, hace un viaje a lo más oscuro de su corazón

Por @ Pascual Reyes (San Pascualito Rey)

Hay una vida escondida en la noche del desierto, donde habitan animales, monstruos y personajes estrambóticos, algo así como un purgatorio… Donde nadie se muere y se sufre eternamente.

Se vive una fantasía lúgubre y se deja ver un arcoíris pintado con sangre, como un altar al Sol… En ese lugar se escucha la garra de una guitarra eléctrica, la apuñalada de un amplificador y algunos coros mortuorios, hay una carretera sin final, por la cual todas las noches un Camaro del ’67 recorre a toda velocidad, dejando una estela de fuego y una resonancia que deja escuchar a Queens of the Stone Age (QOTSA)… La música del desierto.

Banda originada en Palm Desert, California, en 1996 como consecuencia de la ruptura del grupo Kyuss, agrupación underground de culto que se caracterizaba por riffs contundentes, secos, y energéticos, un sonido que se le denominó como “stoner”.

A raíz de esta separación, el guitarrista de Kyuss, decidió emprender un nuevo camino, un proyecto basado en la colaboración que fluye y se retroalimenta por las personas que interactúan entre sí, sin perder nunca su rumbo, un proyecto anclado al corazón desértico de Josh Homme.

Después de Kyuss, Josh Homme se fue a Seattle y estuvo una temporada como guitarrista de apoyo del entonces grupo Screaming Trees, invitado por su amigo y futuro colaborador, Mark Lanagan. Al regresar se reagrupó y empezó a planear lo que sería su siguiente proyecto.

Primero lanzó un disco EP que anunciaba el fin de una Era y el principio de otra: Kyuss/Queens Of The Stone Age. Las primeras tres canciones eran interpretadas por Kyuss y las últimas tres por el nuevo grupo de Josh. Pero, Queens of the Stone Age sería su primer álbum en forma y los integrantes eran: Josh Homme (vocales), Alfredo Hernández (baterista de Kyuss) y Carlo Von Sexron (Josh Homme) en bajo, piano y teclados.

Llegó Rated R (1999), un disco grabado en Sound City y fue en ese lanzamiento, donde por primera vez, firmarían con una gran disquera (Interscope). Empezaron a figurar en la escena del rock mundial, no sólo por su éxito “Feel Good Hit of the Summer” (¿Nicotine, valium, vicodin, mariguana, ecstasy and alcohol?), si no porque empezaron a ser banda de soporte para grupos ya consagradas, como Smashing Pumkins y Foo Fighters.

Sin embargo, fue hasta Songs of the Deaf del 2001 que se convirtieron en una banda exitosa mundialmente y que alcanzó en 2003, ventas de hasta 900 mil copias en toda la orbe. Cómo una de las principales –si no es que la principal– anécdota de este disco, es que fue la primera grabación de QOTSA en la que Dave Grohl (Foo Fighters, Nirvana) figuraba como baterista de la banda, formando parte de sus videos y de algunos shows. También en este disco se unió a la banda el ex guitarrista de Perfect Circle, Troy Van Leeuwen.

Lullabies to Paralize (2004) y Era Vulgaris (2006) vendrían para hacer cada vez más sólida la trayectoria de QOTSA. Fue en esta etapa que Josh Homme decidió hacer una pequeña pausa y se incorporó a otro proyecto que tuvo un considerable impacto mundial: Them Crooked Vultures, junto con su cómplice Dave Grohl y Jon Paul Jones de Led Zeppelin. Este proyecto fue iniciado por Dave, quien muchísimos años antes había tocado con Josh y por otro lado, siempre había sentido una gran admiración por Jon Paul. Un proyecto con mucho poder y ritmo, que por momentos podía ser caótico. Eran canciones con diferentes lecturas, a nivel melódico y rítmico.

Fue en el 2010 cuando Josh tuvo complicaciones con la operación de una rodilla, en la cual los doctores “lo perdieron” en el quirófano por unos momentos y lo llevó a estar casi cuatro meses inactivo, esperando su recuperación. Esta situación fue, sin duda, decisiva para empezar a escribir los temas para el que sería su próximo trabajo.

…Like Clockwork es su más reciente producción después de seis años del último disco. Un álbum mucho más oscuro y maduro que los anteriores, con viejos y nuevos colaboradores, Dave Grohl, Trent Reznor (NIN), Elton John, Alex Turner (Arctic Monkeys), James Lavelle (UNKLE) y Mark Lanegan, entre otros. Siendo un grupo tan abierto a colaboraciones externas puede caer en ser un proyecto amorfo sin rumbo; pero que conserva una identidad, imagen y un sonido propio, a pesar de los años y de la gente que se involucra. ¿Es un grupo o colectivo? “En lo personal creo que no importa, es una de esas cosas que puedes llamar como quieras y no importa, es lo que es. Siempre ha sido un grupo de personas que han estado tratando de trabajar lo más que se pueda, Queens of the Stone Age ha sobrevivido por eso”, dice Josh Homme en una entrevista exclusiva.



comments powered by Disqus