Una década de éxitos bajo el brazo


Tim Rice-Oxley, de Keane, nos platica sobre la celebración de la banda por el décimo aniversario de ‘Hopes and Fears’, su primer disco.


POR Staff Rolling Stone México  



Tim Rice-Oxley, de Keane, nos platica sobre la celebración de la banda por el décimo aniversario de ‘Hopes and Fears’, su primer disco.

Por Valeria Castel

Ha pasado ya una década desde que “Somewhere Only We Know” hizo a miles abrazarse por primera vez, sentando un exitoso precedente para lo que vendría en la carrera del cuarteto originario de East Sussex. Este año, Keane está de manteles largos, habiendo lanzado el álbum recopilatorio The Best of Keane durante el pasado mes de noviembre, mismo que incluye dos temas inéditos –“Higher Than the Sun” y “Won’t Be Broken”– además de un DVD conmemorativo. Y eso no es todo: Complementando el álbum, Keane deleitó a sus fans proyectando su legendaria presentación en Berlín en más de mil pantallas grandes alrededor del globo.

Pero, tras el lanzamiento, una señal de alarma se encendió: Dada una desafortunada malinterpretación por parte del periódico británico The Sun, la noticia de que la banda se separaría se propagó con rapidez. Pese a miles de especulaciones, Tom Chaplin, vocalista del cuarteto, desmintió los planes de separación, asegurando que sólo se tomarán un tiempo para trabajar en proyectos personales.

Estos diez años no marcarán el fin de la agrupación, pero sí han incitado a sus miembros a reflexionar: Esta década llevando su música a cada rincón tiene gran significado emocional para el tecladista. “Resulta muy emotivo ver todo eso y darnos cuenta de lo que hemos hecho juntos como banda. Ver que hemos tenido la fortuna de ir a todos esos lugares es realmente increíble”.

Rice-Oxley mira hacia atrás por un momento, reviviendo la emoción de los inicios, cuando el grupo no podía aún vislumbrar el enorme éxito que se avecinaba. “Todavía recuerdo la primera vez que escuchamos nuestra música en varios lugares, se siente genial… Recuerdo una ocasión en que estábamos en Liverpool y una canción de nosotros comenzó a sonar en la radio. No me contuve, ¡tenía que decirles a los que estaban ahí que éramos nosotros! Aunque probablemente la gente pensó que era un psicópata”.

El sincero humor del tecladista resulta testimonio y cómplice de esta primera década de vida junto al grupo. Hilando divertidas memorias de Berlín al ritmo de “Spiralling” y describiendo la sublime intimidad que la banda comparte con el público durante su versión acústica de “Sea Frog”, Rice-Oxley declara que aún hay mucho que aprender.

Es precisamente la frescura de los miembros lo que enciende la flama de Keane, avivada por millones de fans alrededor del mundo, que se dan cita en cada país que el cuarteto pisa. “Creo que con frecuencia podemos dar por sentado esas cosas, y esto nos hace entender la suerte que tenemos. Es muy gratificante poder darnos cuenta que muchas personas en el mundo nos han abierto su corazón. Es algo que te llega. Como músico, tendrías que estar loco para no reconocer que tus fans hacen cosas verdaderamente maravillosas”.



comments powered by Disqus