Nicki es un encanto


El genio maníaco de la devastadora diva del hip hop, Nicki Minaj.


POR Staff Rolling Stone México  



El genio maníaco de la devastadora diva del hip hop, Nicki Minaj.

El genio maníaco de la devastadora diva del hip hop, Nicki Minaj.

Por Jonah Weiner

Minaj es una chica de la clase trabajadora, originaria de Queens, que empezó a ahorrar trabajando como mesera y gerente de oficina. Minaj describe el estrellato pop como un trabajo grandioso pero con horarios difíciles y una jefa despiadada: Ella misma. Nacida en Trinidad, su verdadero nombre es Onika Maraj. A los cinco años se mudó a Nueva York, en donde participó en obras de teatro organizadas por su iglesia. Asimismo, inventó un alter ego: Una MC llamada Cookie, y a través de este personaje recitó su primer rap –“Cookie’s the name, chocolate chip is the flavor/Suck up my rhymes like a cherry Lifesaver”– incesantemente, ante el resto de los chicos.

“Yo era el alivio cómico de mis amigos”, rememora. “Me hacían cantar, actuar e imitar voces”. Lucien “Bowlegged Lou” George Jr., un artista veterano que contribuyó a la formación de The Hoodstars, el primer grupo de Minaj, recuerda que, al principio, “ella pasaba gran parte del tiempo perfeccionando esos dialectos de imitación que ahora escuchamos en sus canciones, entre ellos el de la Reina de Inglaterra. Cuando la conocí, se puso de pie en mi propia sala y comenzó a cantar un góspel, para demostrarme que no sólo era buena para el rap. Era muy fácil notar que estaba a punto de convertirse en una estrella”.

Las actuaciones de Minaj poseían un elemento escapista, lo que le ayudaba a sobrellevar las opresivas circunstancias de su vida cotidiana. Su madre, Carol, quien trabaja en el área de finanzas, compró una casa en Jamaica, Queens, “cerca del Bulevar Rockaway, una zona particularmente ríspida”, dice la cantante. “Multifamiliares, narcotraficantes, adictos al crack: Los tres componentes más importantes”. Sin embargo, algunas de sus peores experiencias ocurrieron al interior de su propia casa: En otras ocasiones, Minaj ha descrito el estrés que Carol padeció a causa del padre de la cantante, Robert Maraj. Nicki ha dicho que Robert fumaba crack y robaba las posesiones de la familia para solventar sus vicios (Carol, consultada por teléfono, prefirió no hacer comentarios; en 2012, Maraj declaró que llevaba años disfrutando de su sobriedad).





comments powered by Disqus