Garbage regresa con con su quinto álbum, ‘Not Your Kind of People’


Garbage regresa con con su quinto álbum de estudio, ‘Not Your Kind of People’, lanzado a través de su propia disquera, Stunvolume


POR Staff Rolling Stone México  



Garbage regresa con con su quinto álbum de estudio, ‘Not Your Kind of People’, lanzado a través de su propia disquera, Stunvolume

Por Chris Norris

Butch Vig se sienta en una silla frente al puesto de mando, en el estudio de audio que está en la planta baja de su casa de Los Ángeles; un papá de 56 años que es su propio jefe. Como la mayoría de los sótanos norteamericanos, éste tiene sofás y una pantalla, pero también posee un premio Grammy y una estatuilla VMA. “No solía poner cosas así en mi casa”, comenta Vig, señalando con un apenado movimiento de cabeza hacia una pared llena de placas galardonadas por su trabajo de producción con Nirvana, Smashing Pumpkins y Green Day, entre muchos otros. “Empecé a ponerlos por mi hija, porque quería que aprendiera de rock & roll”. Han pasado seis años desde que Vig trabajó con Shirley Manson, su compañera por mucho tiempo en Garbage, uno de los grupos más exitosos en el rock de la década de 1990.

Ellos trajeron una impetuosa sofisticación y feminidad inteligente al primitivismo en el que, por default, se había convertido el rock como resultado del grunge. Los exitosos sencillos “Stupid Girl” y “Only Happy When It Rains” colocaron la sensual voz de Manson contra un híbrido de rock distorsionado, beats hip hop y la exultación del pop, forjado por Vig, en conjunto con sus viejos amigos de Midwestern, Ducke Erikson y Steven Marker. Manson, cuyas emociones eran tan rojas como su cabello, construyó ganchos depresivos de malos sentimientos, y en los conciertos regularmente lideraba 10 mil fans a un grito lleno de emoción: “Pour your misery down on me”.

Después de que Garbage se separara, en gran parte por la aversión a la presión de grabar sencillos exitosos, se enfocaron en responsabilidades de adultos: Matrimonio, niños y padres enfermos. Cuando Manson llamó a Vig después de un largo silencio y le propuso que los miembros de Garbage se reunieran, él quedó intrigado. Al reunirse en L.A., contaron historias de los viejos tiempos, rieron, bebieron vino y se olvidaron del ambiente enfadoso en el que se habían separado en 2005, cuando el caos de las descargas digitales se convirtió en veneno para grandes bandas de rock. Entre las risas y el vino, comenta Vig: “Alistamos todo nuestro equipo y comenzamos a disfrutar”.

Cuando habían terminado de hacer Not Your Kind of People, el quinto disco de Garbage, se dieron cuenta de lo mucho que la industria de la música ha cambiado desde que reinaron a mediados de los años noventa. Pagaron por el álbum con su dinero y lo están lanzando desde una disquera propia, Stunvolume. Un día, mientras Vig platicaba con su amigo Dave Grohl, le dio un consejo sincero: “Dave me dijo: ‘Vas a tener que tuitear’”.

En un grupo compuesto en un 75% por hombres de Midwestern, Manson es el miembro más genuino a cualquiera que conozcas, a menos que hayas sido criado por una madre que fue abandonada en los escalones de un orfanato.

Ahora, Manson no tiene el look de una mamá. Con su cabello color cobre retacado bajo una ancha gorra gris, jeans ajustadísimos metidos en botas color oliva a la altura de la rodilla y una ligera chaqueta sobre una playera amarilla del grupo grunge Screaming Trees, es más como una sensual profesora de Literatura Comparativa. Aunque su pesado acento Escocés se ha suavizado desde aquellos días en los que sus compañeros de banda apenas y podían entender lo que decía.



comments powered by Disqus