Hasta siempre, Gustavo


Juan Morris da una vuelta por el universo de Cerati.


POR Valeria Villegas  



Cerati

El 15 de mayo de 2010, Gustavo Adrián Cerati Clarke sufrió un accidente cerebrovascular tras un concierto en Caracas, que cerró la gira Fuerza natural. A los 50 años de edad, atravesaba por una crisis de salud precedida por un cuadro de trombosis, con un estilo de vida de agotamiento físico y emocional entre giras, modelos, drogas y prodigiosos discos. Poco después, cayó en un coma que duraría hasta el 4 de septiembre de 2014, cuando llegó el momento de decir adiós.

Juan Morris, periodista y secretario de redacción en Rolling Stone Argentina, se dio a la tarea de embarcarse en la vida de Cerati durante cuatro años y medio, dando cuenta de “cómo era estar vivo para él”, recreando su infancia de curiosidad intelectual y artística, su efervescente adolescencia, sus atribulados pero felices días con Soda Stereo y su madurez como un hombre de familia fascinado con el futuro y las vanguardias, “un hombre sin nostalgia” que se dibuja completo en Cerati: La biografía (Grijalbo).

BANNER 2 DIC 151




comments powered by Disqus