Jean-Benoit Dunckel, de Air, habla sobre el nuevo disco del grupo


El integrante del dúo frances Air, Jean-Benoit Dunckel, habla sobre su nuevo disco Le Voyage Dans La Lune y la sensualidad de su música


POR Staff Rolling Stone México  



El integrante del dúo frances Air, Jean-Benoit Dunckel, habla sobre su nuevo disco Le Voyage Dans La Lune y la sensualidad de su música

El integrante del dúo frances Air, Jean-Benoit Dunckel, habla sobre su nuevo disco Le Voyage Dans La Lune y la sensualidad de su música

Por Juan Carlos Villanueva

Según Bowie, el alucinado Mayor Tom compró un boleto sin retorno a la luna. Quizá se extravió en aquel lado oscuro del que tanto hablan Waters y Gilmour. Pero seguro, fue a la fiesta de cumpleaños del conejo que ahí habita. Andy Kaufman, según R.E.M., también andaba por ahí. Pero, ¿cómo poder darse una vuelta por aquel satélite y comprobar esos festines? Mejor aún, ¿cómo hacer el amor a la luna? “Es sencillo, sólo basta con dejarse ir, cerrar los ojos y entregarse al viaje”, dice Jean-Benoit Dunckel, integrante de Air. “Hemos inventado un nuevo método para llegar a la luna”, advierte con su tono exquisitamente francés. “Consiste en poner play al disco Le Voyage Dans La Lune (A Trip to the Moon) y perderse en sus ondas. Es un disco hipnótico, seductor y psicodélico. Es una experiencia cercano a un estado onírico. Entendiendo que la luna es un ente femenino, es el arte de acariciarla, besarla y llevarla al éxtasis”.

El álbum al que se refiere Dunckel es la nueva creación del proyecto francés de música electrónica Air, basado en la cinta homónima de Georges Méliès, de 1902. Para celebrar la reedición de este clásico de la ciencia ficción, los integrantes de Air crearon una banda sonora que cuenta con la colaboración de Au Revoir Simone y Victoria Legrand (Beach House). “Tenemos una fascinación por la luna desde hace años, cuando hicimos en 1998 el disco Moon Safari. Así que ahora tuvimos toda la rienda suelta para explorar ese territorio y descubrimos su la lado femenino. Hay un sentido erótico y sensualidad en este disco. Hay un escena muy apasionada en este relato, cuando el astronauta pasa una noche en la luna y, desde las estrellas en el cielo, las deidades observan cómo el navegante espacial duerme en los brazos del astro. Es un momento muy hermoso. Es erótico y conmovedor”.

Jean-Benoit Dunckel y Nicolas Godin de Air crean lo que llamarían música sofisticada de elevador e, incluso, música para tener pasión. Ambos crecieron en Versalles, y se conocieron en el colegio. Empezaron a grabar como Air en 1995 y obtuvieron popularidad en el ambiente de clubes cuando hicieron sencillos para sellos como Mo Wax y Source. En el 2000, el dúo hizo su primer soundtrack llamado The Virgin Suicides para el debut fílmico de Sophia Coppola.

Ahora, compusieron 11 cortes entre los que destacan “Seven Stars” y “Parade”. “El sonido del disco pareciera un tributo a Jean Michel Jarre, Vangelis o Isao Tomita. Tiene el sonido de la música electrónica de los años setenta, ya que usamos sintetizadores de esa época. Utilizamos melotron y teclados antiguos. Procuramos hacer canciones sencillas con letras nada rebuscadas, simplemente la idea es llevar al escucha a emprender el vuelo”, dice Dunckel.

BANNER CONTENIDO 2 FEB



comments powered by Disqus