Jurassic World: Una dosis de terror gótico en un parque


Platicamos con el elenco y el director de esta nueva entrega que posee elementos cinematográficos que la diferencian del resto de la franquicia.


POR Óscar Uriel  



Foto: Twitter Universal Pictures

Se trata de la quinta película de la saga. La segunda de la última trilogía planeada dentro de una de las series cinematográficas más redituables y amadas de todos los tiempos. Jurassic World: el reino caído llega a la pantalla grande trayendo consigo al popular personaje de Owen Grady interpretado por Chris Pratt, y a Claire Dearing, encarnada por Bryce Dallas Howard, pero también teniendo como responsable de esta misión al realizador español Juan Antonio Bayona, una opción un tanto atípica considerando la filmografía del director y la esencia de estas superproducciones.

Con la inclusión de este realizador, es evidente que los productores están buscando revitalizar la historia con una transfusión de nuevas ideas al llevar la anécdota hacia un rumbo distinto. Por ejemplo, acercarse al género del terror.

“En esta ocasión tuvimos la oportunidad de contar con más tiempo para prepararnos. El proceso fue completamente distinto. También creo que la historia se aleja de lo que anteriormente se habría contado. Es diferente, mucho más sólida a pesar de que el entorno es gigantesco. A diferencia de las anteriores experiencias, la mayor parte del rodaje se realizó en los estudios en Londres aunque hacia el final nos mudamos a Hawái”, declara Chris Pratt, quien retorna como el héroe de acción gracias a la primera cinta de Jurassic World, producción que también lo consolidó como un protagonista de este género cuando en el pasado sólo era apreciado como un intérprete secundario con dotes para la comedia.

Sin embargo, la principal sorpresa dentro de esta entrega sigue siendo la inclusión de un director principalmente reconocido por su trabajo en el campo del terror. Juan Antonio Bayona se convirtió en uno de los realizadores en boga gracias a El orfanato, producida por Guillermo del Toro y la cual se convirtió –casi de inmediato– en uno de los paradigmas del boom del cine español dentro del renglón de este género. “Para prepararme para el rodaje, vi todas las películas de la saga además de leer las novelas de Michael Crichton. Era un ejercicio de mirar hacia atrás para entender en donde estaba parado. Soy de los directores que ven un día antes alguna película para inspirarse en la toma a realizar el día siguiente. Hay otro tipo de cintas que ves una y otra vez para encontrar inspiración, curiosamente algunas de estas son de Steven Spielberg, Encuentros cercanos del tercer tipo es una de mis consentidas. Las de Indiana Jones son otras. Aquí prácticamente se trató de regresar al origen. Entender de donde había partido todo”, cuenta Bayona quien, de acuerdo a los productores de la película, fue la primera opción para dirigir esta cinta.



comments powered by Disqus