La cinta ‘Miss Bala’ es un espejo de nuestra realidad


‘Drama-mex’ y ‘Te voy a explotar’, pusieron en la escena internacional el nombre de Gerardo Naranjo como el de uno de los realizadores mexicanos más interesantes de su generación, que ahora dirige ‘Miss Bala’


POR Staff Rolling Stone México  



'Drama-mex' y 'Te voy a explotar', pusieron en la escena internacional el nombre de Gerardo Naranjo como el de uno de los realizadores mexicanos más interesantes de su generación, que ahora dirige 'Miss Bala'

Por Arturo Aguilar

Drama-mex y Te voy a explotar, pusieron en la escena internacional el nombre de Gerardo Naranjo como el de uno de los realizadores mexicanos más interesantes de su generación.

Con una aproximación refrescante tanto en forma como fondo dentro de la oferta de cine nacional con sus anteriores filmes, Naranjo ha decidido ahora dar un paso más allá de los retratos emocionales para observar la realidad que nos rodea y ofrecer una reflexiva obra de destacada manufactura: Miss Bala. Único filme mexicano que formó parte de la Selección Oficial del Festival de Cine de Cannes de este año.

Intimísta, contemplativo e introspectivo, el filme sobre una candidata a reina de belleza atrapada en el mundo criminal, ofrece al cinéfilo varios niveles de goce. No se trata de una cinta palomera y de balazos que podamos olvidar un par de horas después de verla, es la obra de un realizador que sigue creciendo y buscando nuevas formas de contar historias y que trata de recapacitar sobre la actualidad y que pone sobre la mesa elementos para que el espectador inicie sus propias reflexiones. Una tarea que pocas veces el cine mexicano trata de cumplir.

Gerardo, ¿cómo concebiste y definiste este nuevo proyecto?

Un tiempo después de Voy a explotar, sentí que había llegado a un límite de cierto cine juvenil como de improvisación. Tenía muchas ganas de cambiar.

Y al mismo tiempo me encontré obsesionado leyendo las noticias de crimen organizado. Como queriendo, a través de leer y de investigar, descubrir algo en la información y nunca lo descubrí. Sólo me dí cuenta que estaba muy confundido, que nada hacía sentido, que todo era muy contradictorio. A manera de curarme, y para decir lo que pienso, dije: “Voy a hacer una película sobre esto”.

Teníamos varias historias. Hasta que un día llegó esta noticia y supimos que teníamos que cambiar todo. La noticia de la Miss Sinaloa que habían agarrado.

Lo único que utilizamos es la anécdota de una reina de belleza acusada de tener trato con los criminales. Fue lo único necesario. Mágicamente para mí, al adoptar su historia, se me resolvieron muchas cosas que tenía y que no sabía cómo hacer de otra manera. Una de ellas es que no me interesaba entrar en la psique o las justificaciones de los criminales para delinquir, y si me adhería al punto de vista de la muchacha a la que le pasa la historia, eso era posible.
Varias cosas por las que luchaba se dieron gracias a elegir el tema. Mucho del tratamiento de la película y de la información viene de esa decisión.

¿Qué buscas provocar en el espectador con esta película?

Quise hacer una película que dejara a las personas tan confundidas, como yo quedaba cuando leía los periódicos y descubría que un juez dejaba libre al criminal con todas las pruebas, sobre cómo estamos organizados. Al punto en el que todo es tan contradictorio que ya no entiendes nada.

BANNER CONTENIDO 2-sept



comments powered by Disqus